¿por qué

 necesitas?

Psicóloga Experta en Dependencia Emocional

Puedes llamarme al

Si Quieres, Puedes Dejar de Sufrir

Psicòloga Experta
en Dependència Emocional

Col.legiada Nº 7061

Pots trucar-me al

¿Estás permitiendo que una sola persona sea el centro y la responsable de tu felicidad?

Mi nombre es MariCarme y soy Psicóloga y lo primero que quiero que sepas es que no es fácil relacionarte de manera sana con los demás.

Si dependes de lo que hace o deja de hacer una persona para que te sientas bien, construirás una relación de dependencia emocional.

Quiero hablarte claro desde el principio.

Si estás en una relación y tienes miedo a perderla, construirás dependencia emocional.

Y vas a sufrir.

Y harás sufrir.

No te puedo ofrecer nada, si crees que yo tengo la llave para que puedas salir fácil de dónde estás ahora sin que hagas cambios importantes en tus hábitos y creencias.

Pero debes saber que puedes vivir mucho mejor y liberarte de esa dependencia emocional que tanto te hace sufrir.

Si esto no te asusta.

Llámame al  +34 722 220 863 y hablamos.

psicólogo dependencia emocional

¿Cómo dejar de sufrir dependencia emocional?

Ante todo, el problema que tenemos es que no sabemos que somos dependientes emocionales.

Vamos a averiguarlo, ¿no?

Sufres dependencia emocional cuando no estás disfrutando de la relación amorosa que tienes.

Vives dependencia emocional cuando una relación no es feliz por ambas partes de la relación y la relación se mantiene sin realizar cambios que resuelvan esta mala sensación.

Cuando esto ocurre la relación no es sana, la relación se corrompe y se sufre.

Por eso es básico estar en una relación que sea feliz para ti.

Y es básico para que la relación sea feliz para ti, que también lo sea para la otra parte.

Necesitas una relación sana por ambas partes para poder disfrutar de ella.

Y la necesidad de mantenerse en una relación que no es buena por ambas partes o por alguna de ellas destruye la salud de una relación.

Una relación sana es una relación libre.

Una relación sana no hace sufrir.

Si sufres en una relación no existe amor.

Aunque tú tengas la absoluta certeza de que sí la hay.

Lo primero que necesitas para dejar de sufrir dependencia emocional es saber si realmente eres una persona dependiente emocional.

dependientes emocionales

¿Cómo trabajaremos la dependencia emocional?

Trabajo con un modelo de intervención breve y focal basado en la Psicoterapia Cognitiva.

Es un modelo en el que tú y yo definiremos el problema a resolver.

Una vez lo tengamos definido claramente, buscaremos que tú entiendas racionalmente la situación que vives y que te hace sufrir hasta que tengas claro las creencias que te han llevado a donde estás ahora.

Recuerda el proceso vital.

Creencias-Pensamientos-Emociones-Acciones-Resultados.

Los resultados que tienes hoy en tu vida es la consecuencia de las creencias que tienes.

Si no estás satisfecho como es tu vida, para resolver el problema debes ir a buscarlo en tus creencias.

Necesitamos ir al principio por desde allí llegar a unos buenos resultados en tu vida.

Todo tiene un cómo y un porqué.

Y desde aquí pasaremos a construir unas nuevas acciones basadas en estas nuevas creencias racionales más sanas que intentaremos incorporar a tu forma de vivir.

La repetición de las acciones correctas nos llevarán a un cambio paulatino hasta la resolución total del problema en un número muy reducido de sesiones.

Este tipo de psicoterapia está indicado para problemas de dependencia emocional.

Si estás en una relación y crees que la otra persona es el hombre o la mujer de tu vida, si crees que es tu único y verdadero amor, si crees que es la única persona que puede hacerte feliz, construirás dependencia emocional.

dependencia emocional cómo superarla

¿Tienes la creencia de que sin esa relación que tienes nunca podrías ser feliz?

Si tienes la creencia de, que sin esa relación nunca podrías ser feliz, estás construyendo dependencia emocional.

Si te ocurre esto, es que tienes un problema grave en tu vida personal.

Si te ocurre esto, es que tienes un problema grave en tu interior que se ve reflejado en tus relaciones externas.

La gente cree que el problema son sus relaciones y por eso sufren dependencia, pero el problema es personal, es interior, tienen una herida personal, que les hacen desarrollar una personalidad tóxica que al relacionarse con el exterior sufren, idealizan a los otros y los ponen en un pedestal.

Dependencia emocional es depender emocionalmente de algo externo.

Dependencia emocional es depender emocionalmente de una persona en particular.

Dependencia emocional es cuando esa persona se convierte en el propietario de tu felicidad y depender de ella para sentirte llena.

Dependencia emocional es cuando crees que la otra persona es tu otra media naranja y tienes esa necesidad de esa otra media naranja para sentirte bien y llena.

Ser dependiente emocional es muy tóxico para ti.

Y te pasa porque en el momento en que dejas de tener el control de tu propia vida, porque permites que alguien externo a ti decida cómo te sientes contigo mismo.

Tienes dependencia emocional porque dejas de tener el control sobre tu propia vida y regalas este control a una persona externa.

¿Qué dice esto de ti?

Significa que no te valoras lo suficiente y esperas que una segunda persona decida cómo te sentirás de feliz.

articles de dependencia emocional

dependencia emocional pareja

La superación de la dependencia emocional es posible
pero no es fácil

La dependencia emocional es la necesidad de sentirse amado y sin darse cuenta convertir esa necesidad en adicción.

Y como toda adicción, lleva a quien la sufre a anularse a sí mismo.

La adicción te lleva a preferir no ofender, no molestar, no poner límites, no decir no, a sufrir la desaprobación del otro miembro de la relación dependiente con el fin de no alejarlo de ti.

Quien lo sufre está tan interesado en no ser abandonado que se obsesiona con satisfacer las exigencias ajenas y anula su personalidad hasta convertirse en nadie.

Los seres humanos tenemos la necesidad de sentirnos queridos y este no es el problema que ahora nos ocupa, el problema viene cuando esa necesidad de sentirte querido le enfocas a una persona en concreto.

relaciones de dependencia

La adicción afectiva: la dependencia emocional

La dependencia emocional como una adicción afectiva es una forma conductual sobre la que no tenemos control alguno y nos genera una dependencia afectiva hacia otra persona o personas.

Necesitamos intensamente que nos quieran porque no tenemos autoestima y en ese intento impulsivo y adictivo perdemos el control y el autorrespeto.

No podemos vivir sin cariño, pero si podemos amar sin esclavizar a nadie.

Desgraciadamente, este tipo de apego en la sociedad actual se puede tener a muchas personas e incluso cosas.

Es muy habitual oír la frase: «yo no puedo vivir sin…»

En muchos casos esta dependencia afectiva se ve con buenos ojos y como signo inequívoco del amor verdadero, del amor romántico de las películas y de las canciones que nos inundan desde pequeños.

Y en el ámbito personal, esta afección afectiva a un tercero (que como ves no la describo como amor) nos lleva al sufrimiento.

También es muy habitual incluso una codependencia interpersonal donde ambas partes buscan desesperadamente el amor o evitar al precio que sea el sufrimiento de la persona que es dependiente del otro con las nefastas consecuencias de este tipo de relaciones.

Podríamos asimilar la dependencia emocional a cualquier otra adicción que menospreciamos, como la ludopatía.

La dependencia emocional parece solo un juego en el que se busca desesperadamente ganar y que además genera absolutamente el efecto contrario, cuanto más lo busques, menos lo encuentras.

Esta necesidad de cariño y esta adicción afectiva implica, ante todo, que se pierda la propia identidad para que no te abandone el objeto de tu «amor».

El amor hacia un tercero, amigo o pareja debe ser saludable por ambas partes y la dependencia emocional no tiene nada saludable, si no es lo contrario.

Debes preguntarte cómo permites que lo que haga una persona es lo que decide lo bien que me siento

Superar el Patiment

dependencia afectiva

La dependencia emocional: Guía práctica

1-El compromiso del "hasta que la muerte nos separe" ¿dónde queda?

Primero deberíamos definir bien que significa la palabra compromiso.

Antes se exigía el compromiso, no por el bienestar afectivo, sino para proteger un proyecto familiar en el que la mujer no tenía opciones laborales y porque era necesaria más población que exigía este cuidado del proyecto familiar y hasta el final de la vida, que además llegaba solo a los cuarenta años.

Las parejas no se planteaban si estaban enamoradas o no, solo con cariño y respeto era suficiente, pero ahora no, ahora las parejas necesitan más que un proyecto de vida que ya no hace falta.

En la actualidad la esperanza de vida se ha duplicado, la mujer ha accedido a la formación académica y al mercado laboral en iguales condiciones que el hombre y las necesidades de aumentar la población del planeta carecen de sentido.

Ahora queremos sentirnos felices y satisfechos y llenos con nuestra pareja y que la relación que creamos sea feliz, pero esto no es fácil y más cuando van pasando los años.

Antes, necesitas un autoconocimiento, ver que es lo que realmente quieres, que necesitas ya partir de ahí, ver con base en quién eres, quién es el otro, y cómo juntar todo esto para que encaje sin demasiadas fricciones.

Por lo que respecta al compromiso, debería quedar claro con la otra pareja en qué nivel de compromiso estoy yo en este momento de mi vida y dejarlo muy claro con quien te estás relacionando y así el otro decide si quiere entrar en esta relación o no ya partir de ahí definimos.

Cuando las dos personas, van viendo si se complementan, van viendo si son capaces de adquirir un compromiso más serio, pero nunca de por vida, el de por vida lo tenemos que hacer cada día y el compromiso va de cuidar cada día la relación para que ese compromiso se pueda mantener, o no.

El compromiso real es no dañar nunca al otro.

El compromiso real es que la relación nunca sea un perjuicio o algo que rompa la emocionalidad o la psique de la otra persona.

Y a partir de ahí las parejas que duran toda la vida es un trabajo diario de ese compromiso real, de no perjudicar nunca a la otra persona.

En realidad, el compromiso del hasta que la muerte nos separe, es una frase metafórica que lo que quiere decir es que te comprometes, no por un final, sino por un hoy, por un mañana, por un pasado mañana, y aquí es donde deberíamos redefinir dónde está el compromiso.

El compromiso es que si llegado el momento uno de ellos no está bien, tirar a cada uno por su lado, pero con el compromiso de no hacerse daño.

Los niveles de compromiso a los que nos comprometemos deberíamos redefinirlos mucho mejor.

Pero cuando se va haciendo así, se va haciendo bien y el rastro que va dejando es positivo, que es lo que interesa.

No debemos querer solo que el amor sea bueno, sino que sepamos positivizar las experiencias que hemos vivido que no hayan sido de nuestro agrado, pero que la huella que ha dejado siempre sea positiva.

2-Cuando una creencia equivocada del concepto compromiso fomenta la dependencia emocional

El bienestar afectivo diario es clave para que una relación de pareja sea de calidad.

Pero muchas parejas todavía tienen en la cabeza el concepto de compromiso del matrimonio religioso que dice «en la salud y la enfermedad hasta que la muerte nos separe» y con este argumento y excusa hay parejas eternas que sufren un dolor eterno acorde con una promesa de amor eterno.

Cuando una relación de pareja es muy difícil, es complicado garantizar ese bienestar afectivo y si el compromiso es palabra dada, ¿cómo romper el compromiso si ese compromiso nos hace sufrir?

En la vida hay muchas situaciones extremas que necesitaríamos que nuestro compañero de viaje estuviera a la altura de las circunstancias y que no dejase el barco a la mínima que aparezcan las dificultades.

¿Qué deberías hacer si piensas que tu pareja te abandonará cuando caigas enfermo?

En las situaciones extremas sabemos con quién estamos, si supiéramos que en una situación extrema tu pareja no estará a tu lado para hacer frente juntos estas situaciones, ¿comenzarías una relación con él?

Desgraciadamente, hasta que no surge la situación nunca lo sabremos a ciencia cierta, ni siquiera el otro lo sabe.

Hay que ver ambas partes y hay muchos factores que intervienen, pero cuando las relaciones llegan incluso a esta situación hay que procurar el máximo bienestar posible para ambas personas.

No va del aquí te quedas y ya está.

Hay que empezar bien las relaciones y acabarlas bien si se deben acabar y la dependencia emocional nunca las deja acabar bien.

Es muy importante que en el proceso de conocer a una persona, que te gustaría fuera tu pareja, intentar conocerla bien, intentar ver cómo reaccionaria en situaciones extremas, intentar conocer a la otra persona cómo actúa en situaciones de conflicto y tensión.

¿Lo saben resolver?
¿Son capaces de sentarse, hablar y encontrar soluciones buenas para ambas partes o es un cúmulo de cesiones, conflictos y desavenencias?
¿Cuándo surgen dificultades hacen ambos equipos para superarlas?

Es relevante saber qué carácter tiene esta persona en situaciones límite y qué carácter tiene para superar dificultades.

Porque al final, si vives con una persona que sabes que no sabrá gestionar situaciones límite, ¿tú juzgarías a alguien que se va a estrellar, que no salte con paracaídas?

psicólogo dependencia emocional

La dependencia emocional no es una broma

Si sufres de dependencia emocional tienes un impulso irrefrenable que te supera de ir hacia el objeto de esta adicción y además es una necesidad que no puedes controlar.

Pierdes por completo el autorrespecto y el autocontrol y además piensas y sientes que no puedes vivir sin esa persona.

¡VIVIR!

La dependencia emocional es la primera causa del origen de las relaciones tóxicas.

No es una broma ni es una debilidad que hay que menospreciar, es un problema grave que hace falta tratamiento rápido y urgente.

¡Si te sientes así busca ayuda terapéutica, porque solo no saldrás adelante!

"Hay que amar siendo libre: Yo no te necesito, te prefiero, te elijo."

És un frase d’en  Walter Riso» 

dependencia emocional psicología

Artículos que pueden ayudarte sobre Dependencia Emocional

Aquí tienes algunos de mis últimos artículos relacionados con la dependencia emocional que seguro te pueden ser de utilidad.

Espero y deseo que te gusten

dependencia emocional tratamiento

¿Por qué podemos llegar a sufrir de dependencia emocional?

Lo que sentimos cuando padecemos dependencia emocional es un sentimiento muy parecido al sentimiento que tuvimos con nuestro primer amor.

Ese sentimiento tan intenso que lo quemaba todo, con la inmadurez de la edad cuando lo vivimos, sentíamos la necesidad de que nos amara eternamente y pensábamos que como nos dejase de amar te morirías de pena.

Y después, vas madurando y ves que no pasa nada y que solo era algo infantil y que todo llega y se va y todo pasa y todo va bien y que nadie se muere ni nada parecido.

A partir del segundo amor entra la cabeza, entra la razón y las cosas, ya las ves distintas y más maduras.

Si una relación va bien genial y si no va bien, lo pasaré mal un tiempo, aprenderé de la experiencia y seguiré adelante la mar de bien con la sana intención de que encontraré alguien mejor.

Pero el problema es que nos educan muy mal emocionalmente.

Creemos que el primer amor funciona a partir de lo que nos han educado con aquellas canciones del «sin ti no soy nada» o del «no puedo vivir sin ti» o del «si me abandonas estoy muerto».

Estos mensajes son los que nos transmiten continuamente las canciones, las series y es una fuente de sufrimiento porque las personas entienden el amor solo como codependencia, el amor solo existe si es apego, si es insano y no es así.

Es necesaria mucha pedagogía en este tema

Así pues, esta sensación del primer amor lo trasladamos a los siguientes amores, es como si no maduráramos, es como si deseáramos ese amor Disney.

Tenemos una creencia errónea de lo que es el amor y cada fracaso en vez de aprender de él nos mantiene en esta eterna búsqueda del auténtico amor.

Este primer amor tiene una connotación de inmadurez afectiva, pero lo puedes perpetuar.

Es clave que a través de futuras experiencias relacionales esta inmadurez afectiva puedas adaptarla e integrarla, porque si no sufrirás dependencia emocional.

psicólogo dependencia emocional

La importancia de aprender a amar

El amor sin apego, sin dependencia, es mucho más bonito, no es un amor de cuento de hadas tipo Disney, pero es un amor sano.

Es más probable que te quieran mucho más y mejor si tienes un amor que no incluya afección, ni dependencia, ni adicción ni necesidad de ninguna clase.

Si te conviertes en un adicto y un dependiente, te dejarán de amar por más que tú lo necesites o te esfuerces, el amor, con el apego, es destrozar el amor.

Nada es menos atractivo que ser un adicto a otra persona, haces lo contrario que deberías hacer para que te quieran.

Dependencia emocional es distinta a deseo.

Desear algo no es malo, lo malo es pensar que lo que tú deseas es imprescindible en tu vida.

Amar sin dependencia no significa indiferencia, significa que tu relación es sana, que hay un equilibrio y eso es sano y más duradero que lo «¡necesito que me quieras si o sí!»

La dependencia emocional destroza cualquier relación y para la otra persona dejas de tener un atractivo y se produce la paradoja que la otra persona deja de quererte porque ha perdido la admiración que sentía hacia ti.

depender emocionalmente de alguien

Liberarte de la dependencia emocional comienza por aprender a amarte a ti.

Mira.
Y como resumen final.

La dependencia emocional es una de las peores drogas que existen.
Sí.

Una droga.

Y de las duras.

Has caído en ella sin apenas darte cuenta.

No tienes ninguna culpa.
Pero si tienes la responsabilidad de salir de ella.

No es fácil.

No podrás hacerlo solo.

Y necesitas realizar un proceso de crecimiento personal que empieza en mejorar y mucho tu amor propio.
Por ahí deberíamos empezar a trabajar.

Debes preguntarte cómo permites que lo que haga una persona es lo que decide lo bien que me siento.

Esto refleja un grave problema de autoestima.

No eres consciente del valor que tienes.

Por ahí debes empezar a trabajar.

¿Cómo realizar una primera consulta?

Puedes contactarme y contarme que te hace sufrir a través de mi número de teléfono, whatsapp o correo electrónico.

En cuanto vea tu mensaje te lo responderé, te daré mi opinión al respecto y te diré si puedo ayudarte.

Si lo deseas, también puedes reservar una primera visita a través del formulario de contacto.

Te confirmaré mi disponibilidad por correo o telefónicamente lo antes posible.

¡Gracias!

En caso de una urgencia me llamas cuando lo necesites y en cuanto pueda te buscaré un agujero y te atenderé lo antes posible. En el resto de los casos, reservaremos hora con cierta antelación. También podemos programar una serie de sesiones por adelantado.

Las sesiones suelen durar una hora pero no tengo prisa, tú eres quien importa en estos momentos.

Son 65 € por sesión.

La relación que estableceremos dentro del espacio psicoterapéutico se desarrollará en un clima de libertad de expresión, sinceridad, verdadera aceptación y ausencia de enjuiciamiento por mi parte.

Todo ello sumado al trabajo conjunto en las sesiones clínicas obtendrás unos buenos resultados terapéuticos que te sorprenderán .

Nos permitiremos analizar tus pensamientos, vivir tus sentimientos y restablecer la conexión con los aspectos desconocidos de tu persona y así aprenderás que te pasa ya gestionar lo que te pasa. Y tú serás el protagonista, porque en el fondo eres tú quien te vas a disfrutar.

Explícame que te está haciendo sufrir y te daré mi opinión sin ningún compromiso por tu parte.
Concertar Visita
close slider

Cuéntame en qué puedo ayudarte