el miedo a ser rechazado

Cómo dejar de sufrir una relación

Cómo aprender a relacionarte bien sin sufrir

Tractament per superar la Por al Rebuig

Las relaciones son y serán siempre la causa principal de nuestro sufrimiento a lo largo de nuestra vida, las relaciones serán la causa de los mejores recuerdos y de los peores debido al miedo a ser rechazado , nada nos crea más sentimiento de pobreza emocional que sufrir un rechazo

Demasiadas veces estamos en relaciones equivocadas, demasiadas veces nos quedamos en ellas y demasiadas veces nos hemos sentido traicionados, rechazados y abandonados por personas en las que confiábamos y amábamos.

Y he dicho , que las relaciones nunca han sido la causa de tu sufrimiento, lo que realmente ha causado en ti todo ese sufrimiento es tu modo propio y especial de entender lo que es el rechazo y el abandono .

Nos pasamos la vida no quieren ser rechazados , nos pasamos la vida quieren ser apreciados, valorados, reconocidos, nada es más importante por el ser humano que el reconocimiento de otros seres humanos, sobre todo aquellos que apreciamos y amamos.

Y esa necesidad que desgraciadamente rara vez se hace realidad es la causa de nuestras peores miserias.

la psicología del rechazo

Necesitamos tener éxito en las relaciones, no soportamos ser rechazados, no soportamos que nos dejen a un lado, no soportamos que nos abandonen … ¿y por qué?

¿Por qué tenemos esa necesidad tan imperiosa en ser amados que no tenerla nos hace sufrir tanto?

Necesitar es el problema, el querer lo que no es , es el problema, el querer lo que no tenemos es el problema, el no aceptar lo que es, es el problema, necesitar que otros resuelvan lo que sólo tú puedes y deberías resolver por ti mismo es el problema.

El rechazo y cómo superarlo

Todo es lo mismo:

-fracaso

-ser abandonado

-sentirse culpable por abandonar

-sentirse culpable por ser abandonado

-ser rechazado

-no saber rechazar

Todo es en el fondo creerse que tú no vales y para evitar creer esto dejas de arriesgarte, dejas de exponerte, dejas de mostrarte tal y como eres a fin de conseguir la aprobación ajena.

Pero piensa que en el fondo sufres cuando el otro no hace lo que tú quieres , sufres cuando sientes que no eres valioso para alguien, pero en el fondo lo que hay es la imperiosa necesidad de controlar al otro , tenemos la necesidad de manipular al otro para que haga lo que tú quieres.

Queremos ser reconocidos, queremos ser queridos y estamos dispuestos a hacer lo necesario para conseguir eso de los demás, incluso hacer méritos, incluso fingir, incluso sufrir para que el otro haga a lo que tú tanto necesitas y es que no te rechace, que te valore, que te aprecie, que te quiera.

Fijado, cuántas cosas somos capaces de hacer por nuestra imperiosa necesidad de sentirnos queridos.

el miedo al rechazo

En realidad el miedo al rechazo es miedo a no ser querido, ese miedo al rechazo es la clave que evita que hagas lo que eres, el miedo al rechazo te hace ser quien no eres para agradar a aquel que quieres que te ame.

Y esto es lo que te crea ese gran miedo al rechazo amoroso.

El miedo al rechazo es también el mismo miedo a que te abandonen y ese miedo al rechazo te está diciendo al oído que no vales, que no eres suficiente, que no eres valioso, que no eres bueno, y eso en realidad es lo que teme tanto.

Necesitas que no te rechacen por ti creer que vales , y para creer que vales quieres agradar y al hacerlo dejas de ser tú y al dejar de ser tú todavía gustas menos.

Nada gusta menos que alguien que quiere agradar porque te pones por debajo y eso se nota, la sumisión se nota, la esclavitud se nota y eso no gusta a nadie, la gente admira a las personas libres y autónomas y querer agradar te convierte en un esclavo de la aprobación ajena y eso no gusta nada.

Rechazo y aceptación.

Y aquí bien una verdad que jamás has querido aceptar ni entender y es ésta.

La mayoría de relaciones no son buenas para ti como no es bueno para ti cualquier trabajo, cualquier prenda, cualquier hábito, cualquier comida, cualquier estilo de vida.

La mayoría de relaciones no te harán bien y deberían ser un no para tu vida, pero necesitas vivirlas para encontrar a través de ellas quien eres realmente tú y así, saben quién eres tú al sentir lo sientes cuando estás en estas relaciones puedas acceder a relaciones que sean buenas para ti.

Ya sé que es atornillado y pesado, si, pero la vida funciona así, ni tú ni yo la hemos inventado ni podemos cambiarla, sólo podemos saber cómo es y así utilizarla para vivir mejor, ¿verdad?

Otra realidad que nunca has aceptado .

Aprende a ser rechazado

Necesitas exponerte tal y como eres, tal y como sientes y ser rechazado para aprender a creer en ti con independencia de la libertad de los demás ,

El rechazo es la parte del camino que necesitas para llegar a casa.

Un rechazo significa que te has mostrado tal y como eres y no tal como el otro quisiera que fueras, un rechazo significa que te has atrevido a expresarte en libertad y que a la vez aceptas y permites esa misma libertad que vives en el otro.

Quien nunca se expone, nunca será rechazado, pero se perderá lo mejor de la vida que es precisamente lo que hay más allá del rechazo.

Cuando tienes miedo a ser rechazado o abandonado, es cuando cedes, es cuando renuncias a quien eres, es cuando dejas de poner límites, y dices si cuando quieres decir no.

Detrás sólo hay un sentimiento que no vales y que no encontrarás a nadie.

Este miedo a ser abandonado hace que te quedes en sitios que no te hacen bien.

Si no te hace bien, quedarte por miedo a ser abandonado o rechazado y esperar a que eso que te duele te haga bien por arte de magia es un error, es un gran error porque la vida es larga, pero no tanto como creemos y quedarte demasiado tiempo en lugares que no te hacen bien hará que nunca encuentres tu sitio, cómo conseguir tener amor propio te ayudará a gestionar bien ese irracional miedo al rechazo.

Las consecuencias emocionales en el rechazo

El miedo al rechazo te hace estar en relaciones donde el único foco que tienes en la cabeza es que te elijan, es que no te abandonen y eso nunca debería ser un objetivo de nada, sólo debería ser la base en la que tú estás dispuesto a jugar.

Tú no estás en un lugar para ser el capricho de nadie, o tienes claro que eres el elegido y que no hay dudas o tienes que marcharte deprisa y sin dudas, o me eliges o fuera, o si o fuera.

Si tu objetivo es que no me rechacen, estás en el sitio equivocado.

Si estás en una relación en la que tu objetivo es que no te dejen, es que no te rechacen has perdido antes de empezar.

Cómo superar un rechazo amoroso

Nunca podrás agradar a todo el mundo, aceptar

La realidad es que la mayoría de relaciones que tienes y que tendrás no son ni serán buenas para ti, es un error pensar que lo normal es que las relaciones que inicies deben fluir bien y para siempre.

Es un gran error pensar así , y es la base de las decepciones futuras.

Tus creencias te tienen jodido, te has creído las cuentas de Disney y así te va.

Lo normal es que a lo largo de tu vida tengas pocas relaciones realmente buenas y muchas relaciones vacías, pobres si sin contenido.

La fobia al rechazo es la fobia que tienes en aceptar la vida como es y no como quisieras que fuera.

Lo normal es que no gustes a casi nadie, te ignore la inmensa mayoría y que sólo se acerquen la mayoría en caso de que seas útil para algo y que cuando dejes de ser útil dejen de acercarse.

Aceptar la realidad es madurar, y tú no quieres madurar, tú quieres seguir siendo un niño ilusionado que cree todavía en los reyes magos y así te va.

Despierta ya, la vida es así, relaciones realmente nutritivas, sanas, positivas son escasas.

El Rechazo social y sus efectos psicológicos

El rechazo te hará sufrir si crees que el rechazo es malo para ti.

Tú tienes la clave para hacer del rechazo una herramienta increíble para crecer o la causa de su sufrimiento.

Tú decides.

Que vivas mucho rechazo no quiere decir que tengas que desesperarte y que pienses que todos son unos interesados y unas malas personas, nada más lejos que eso, ya hablaremos en otro post de todo, pero aquí y ahora de lo que te quiero hablar es del rechazo y del abandono y porque lo llevas tan mal.

Nadie es bueno ni nadie es malo, simplemente habrá poca gente que encajará contigo y que tú encajarás en ella , es así, no preguntes por qué, es así.

¿Cómo manejar el rechazo?

Somos como piezas de un puzzle, no encajan en cualquier sitio sino sólo en pocos, pero para encontrar estos sitios y tendrás que probar en muchos antes, no es llegar y ya está, así no funciona la vida que se.

De cada muchas relaciones que inicies lo normal es que la mayoría no lleguen a nada demasiado interesante y no pasa nada, así funciona la vida.

Esta es la realidad, querer que sea de otra manera es sufrir, te dirán que no muchas más veces de las que querrías y es normal que te digan que no..lo que es normal es que te digan que no y eso nada tiene que ver con tu valor ni con tu felicidad.

Partimos de una base errónea, no puedes agradar a todo el mundo, lo normal es que gustes a pocos, lo normal es que para muchos seas indiferente y para muchos no gustes..eso es lo normal , pretender que sea otra cosa cuánto no lo es es el problema, precisamente cómo superar la adversidad es cambiar muchas de tus creencias erróneas que sin cuestionarlas las has incorporado a tu forma de ser.

Y a partir de esa base errónea todo pivota en torno a que no te dejen.

Vives desde la escasez, es el problema, te cuesta relacionarte y cuando te relacionas te aferras porque te cuesta, si tuvieras muchas buenas opciones te aseguro que no sufrirías el rechazo de esta manera.

El problema no es el rechazo, el problema es tu incapacidad en generar buenas relaciones.

Vives relaciones frágiles y con miedo, y ese miedo te hace que dejes de ser tú y eso es lo que hace que dejes de ser atractivo y ese miedo a que te dejen es la causa principal que te dejen, porque la persona que te conoció sin miedo, con el miedo te has convertido en otro mucho menos atractivo.

Nada desagrada más que quien necesita, nada desagrada más quien quiere agradar porque se vuelve sumes, y eso se nota, a nadie le gusta la gente sumisa.

Timidez y miedo al rechazo

Entrar en las relaciones a sumar sin que esto te quede a ti y sin esperar nada a cambio.

La revolución que estás buscando comienza aquí.

Hasta ahora te relacionabas desde la necesidad, el interés y desde las expectativas, hasta ahora te acercabas a quien te gustaba y esperabas que ese otro le gustaras a ti también, hasta ahora te acercabas a quien te interesaba y esperabas que también le interesaras a ti también , hasta ahora y desde siempre t has relacionado desde de tu propio interés.

¿Y si estuvieras equivocado?

¿Y si estuvieras haciendo las cosas al revés ?

Y si en cambio de entrar en las relaciones a buscar, ¿entras a las relaciones a dar?

¿Y si en cambio de entrar en las relaciones a recibir entras en las relaciones a sumar?

¿Y si lo estás haciendo al reves ?

Pero claro…¿que tanto lleno estás tú para poder dar?

La idea sería la siguiente.

Entrar en las relaciones a sumar sin que esto te quede a ti y sin esperar nada a cambio.

Fijado, esa descripción es la descripción mágica que todo lo cambia.

Analizamos esta frase.

1/ entrar en las relaciones a sumar.

¿Puedes sumar a la otra persona ?

¿Sabes que necesita que tú puedes aportarle?

¿Sabes quién es para saber en qué puedes ayudarle?

No es sólo querer sumar, es poder sumar.

¿Puedes realmente sumar en la vida de la otra persona tal y como ella quiere vivirla o simplemente eres una aprovechada más que se acerca para ver que puede obtener por tu beneficio propio?

2/sin que te reste.

¿Puedes sumar siendo realmente quien eres y viviendo la vida que quieres vivir?

¿Puedes dar, puedes sumar sin que esto te perjudique a ti?

Querer sumar sin que te reste es una cosa pero la confundimos, una cosa es querer sumar sin que te reste y otra muy distinta es poder sumar sin que realmente tu vida se vea perjudicada.

3/ sin esperar nada a cambio.

La psicología del rechazo por hacer de él una herramienta de crecimiento personal.

Aquí está la clave de todo, siempre hacemos para obtener un beneficio posterior y si no lo obtenemos nos enfadamos o sufrimos, siempre sembramos para cosechar y con las personas no funciona así sino lo contrario, cuanto más expectativas tienes , cuanto más quieres controlar al otro, cuanto más esperas del otro, cuanto más le exiges, cuanto más le reprochas, cuanto más le fuerzas, cuanto más quieres que el otro haga lo que tú quieres más alejas al otro de ti.

Si no esperas nada del otro, ¿qué daño puede hacerte su rechazo o su abandono?

Cuando sufres cuando te abandonan o cuando te rechazan es la señal inequívoca de que tú eres un interesado y un manipulador, cuando más sufres por el rechazo de el otro mes significa que lo quieres controlar, que lo quieres esclavo, que no lo quieres libre, que no le quieres, y si no la quieres , hace muy bien al rechazarte, al alejarte de su vida.

Ya te lo he dicho, aquí está todo lo que necesitas saber y que muchos o todos no sabemos hacer bien, no sabemos relacionarnos bien y así nos va , de decepción en decepción.

Si te relacionas bien nunca te decepcionas porque nada esperas que el otro te dé y menos si eso que quieres de él queda en la vida de lo que dices querer relacionarte bien.

Muchas veces las personas necesitamos terapia psicológica para entender estos conceptos que parecen tan claros pero que no los tenemos.

Una buena relación se basa en dos personas que quieren entrar a sumar en la vida del otro sin que les reste a las suyas y sin esperar nada a cambio, y cuando tú haces esto y el otro lo hace, es aquí donde entre dos personas habrá creado una buena relación, una relación fácil, libre y feliz, no hay otra manera pero nadie lo hace, o casi nadie y así nos va.

El único compromiso que tienen es éste:

O pueden sumar en la vida del otro sin que quede en su vida o se irán, si el otro resta, se irá, si el otro no puede sumar se irá , aquí el abandono se entiende de otra manera muy diferente, el abandono no es más que otra forma de amar, ya hablaremos de ello.

La clave es el sin esperar nada a cambio, ni siquiera esperar a la aprobación.

Si te rechazan, si te abandonan da igual, no querías más que la libertad de la otra.

Tú entras en las relaciones a sumar desde tu ser auténtico, desde tu fortaleza, si puedes sumar, si sabes sumar, si el otro se puede nutrir de eso no te rechazará , pero tú no sabes que necesita el otro, tú sólo sabes lo que eres tú y eso es lo único que te vale, si quien eres no nutre al otro, no es que tenga que dejarte y rechazarte sino que tú quieres que así sea.

Si tú quieres que te rechace si no puedes nutrirlo desde tu esencia y sin renunciar a ella, si tú no quieres nada de él , sólo su paz, si su paz es alejarse de alguien que no puede nutrirlo, eso precisamente es lo que tú quieres y si tú quieres precisamente eso, ¿de qué sufres cuando te rechazan?

¿Cómo superar el rechazo?

Tu valor no lo define la aprobación o el rechazo del otro sino el hecho de que tú lo hayas intentado, que tú intentes relacionarte con ese otro desde tu esencia, esto es lo que te define, que hayas tenido el valor de acercarse a alguien e intentar sumar en la vida del otro sin esperar nada a cambio y desde tu esencia.

Esto es lo que te define, lo que estás dispuesto a dar, a sumar a aportar.

Otra cosa es si a ese otro esto le vale o no.

Un rechazo habla mucho más de quien rechaza sin saber quién es realmente el otro que de lo rechazado.

Si vas por la vida regalando billetes de 100 euros a tu alrededor y alguien no te lo acepta y los rechaza.

¿Qué habla este hecho de ti?

¿Qué habla este hecho del otro?

Tu motor es sumar sin esperar nada a cambio desde tu esencia, esto es bueno.

Quien no lo acepte sólo habla de él, no de ti.

Si tu motor es quedarte en casa y no centrarte en regalar esos billetes de 100 euros a la gente, no tendrás rechazos, cierto… ¿pero que dice de ti?

El miedo al rechazo no es más que una falta de amor propio, no es más que un sentimiento de escasez y de una carencia de habilidades sociales, es duro de sentir, si, pero esto es lo que pienso desde una visión psicológica profesional .

La tortura de vivir con el miedo

Vivir en miedo es una tortura porque usted no puede disfrutar.

El miedo a perder algo que quiero y me aferro y al aferrarme ni disfruto ni disfruta y acabo alejando a quien pretendo mantener cerca de mi vida.

Tengo miedo de que me abandonen , que me rechacen y por miedo a esto también nos quedamos en una cueva y no nos exponemos.

Por miedo a que nos rechacen no nos exponemos, porque si nos exponemos pueden rechazarnos y eso hace, bien que te conformas con una relación pobre que no te nutre o bien, que acabes solo creyendo que aquella relación que querrías tener no es posible en el mundo real donde vives.

Detrás del miedo al rechazo hay una relación vacía o una soledad autoimpuesta y en ambos casos nos perdemos cosas maravillosas de la vida y si estás mucho tiempo sin nadie cuando encuentras a alguien se activarán todos los miedos sobre el rechazo y el abandono y te volverá a pasar lo mismo, decepción, miedo, sumisión o reproches y te alejarás o harás que se aleje y seguirás culpando a los mismos de siempre de tu situación.

No sabemos entrar y salir deprisa de los lugares si estos no son los nuestros, pero primero debes entrar para saberlo , si no entras nunca podrás vivir nada demasiado bueno y si no eres capaz de salir de donde no se acabarás asado.

Primero debes exponerte y soportar el rechazo y el miedo al fracaso y al abandono y una vez dentro ver si es un seno o un no, pero eso debes hacerlo rápido.

Si no sales rápidamente no podrás salir, porque las relaciones afectivas son adictivas , y más las malas que las buenas .

Cuanto más te quedes en una relación en la que no puedes sumar sin no restarte a ti es sufrir.

Todo pivota en el miedo al rechazo , el miedo a que te abandonen.

Tienes miedo a entrar por miedo al rechazo y tienes miedo a salir porque al igual que tienes miedo de que te abandonen también te sientes culpable si lo que abandona eres tú y así nunca encontrarás tu sitio, bien por miedo a exponerte y poder entrar y como la mayoría son un no, por miedo a salir rápido y bien.

La vida es larga, pero no sólo y que te quedes 5 veces más tiempo de la cuenta en una relación que no era la tuya, la vida ha pasado.

La clave es tener el valor para entrar rápido y eso sólo lo haremos si dejamos de tener miedo al rechazo.

La clave es saber salir rápido, sólo si somos capaces de dejar de tener miedo al abandono y todo ello no nos traumatiza con la culpa y el fracaso.

Es entender que la vida es arriesgarse, arriesgarse a entrar a pesar del miedo al rechazo y caer, equivocarse, que sea un no y levantarse de nuevo, saber salir rápido y bien, para volver a intentar de nuevo con más conocimientos, más habilidades, más sabiduría y tal vez, sólo puede ser en la 5 o en la 10 tengas fortuna y no para siempre, quedarte donde no está tu sitio es un error .

El miedo a que te abandonen, el miedo al rechazo es la causa real de que no puedas tener una buena vida.

el rechazo no existe, es una creencia equivocada que mantienes en tu cerebro enfermo.

Aprender a desidentificarte de la historia del abandono y el rechazo.

Entender que nadie te abandona , entender que tú no abandonas a nadie, entender que tú no rechazas a nadie, entender que nadie te rechaza a ti, estos son conceptos que tu mente piensa, pero no son reales, es una historia basada en creencias falsas.

Es necesario desactivar las creencias en las que se basa tu mente para elaborar pensamientos a través de los cuales tú piensas que te rechazan y que por lo tanto no eres valioso, debes darte cuenta de que el rechazo no existe y que el abandono no existe.

Lo que existe es que tú eres valioso para que entras en las relaciones a sumar sin esperar nada a cambio y al hacerlo, al tener el valor de hacerlo y exponerte a que el otro no valore esto, es lo que te da el valor, el otro no puede rechazarte porque no sabe quién eres, él no te ve , tú para él eres el espejo en el que se refleja, no te ve a ti, no te valora a ti, valora lo que haces no de acuerdo con lo que haces sino de acuerdo con quién es él, que cree él, que piensa él sobre él, sobre su realidad.

Imagina que tú salieras cada día con 10 billetes de 100 euros cada uno dentro de un sobre y les quisieras dar a las personas que pasan a tu lado , hacer esto dice mucho de ti, dice que eres rico, dice que eres generoso, dice que eres empático… Imagina que te encuentras a alguien que te rechaza ese sobre de 100 euros, por miedo, por desconfianza, por odio, por desconocimiento o simplemente por ignorancia.
¿Qué dice de ti ese rechazo?… ¿Qué dice de él ese rechazo?

Esto es lo que haces cada día cuando ofreces lo mejor de ti para sumar en la vida de los demás, ofreces 100 euros dentro de un sobre, muchos solos verán el sobre y te rechazarán, este hecho habla muy bien de ti, habla del valor de intentarlo, habla de la voluntad de entrar en la vida de los demás a sumar en ellas, y habla también de quienes te rechazan sin saber quién eres ni que ofreces.

El rechazo cuenta muchas cosas, pero en ningún caso una historia de ti que te haga perder valor.

Pero claro, todo depende de tus intenciones reales al relacionarte, si cuando te relacionas vas a buscar, quieres utiliza el otro, entonces tus intenciones son otras y quizás quien ve esto te rechaza por otro motivo, pero si tú vas a sumar sin esperar nada a cambio el rechazo nunca contará ninguna historia negativa de ti, sino lo contrario.

Es más, si de lo que se trata sólo de dar, es de sumar sin esperar nada a cambio, si haces esto no tienes miedo al rechazo, ni te hace sufrir, porque nada esperas, tú das sin esperar nada a cambio, sino esperas nada , el rechazo no tiene ningún significado negativo para ti y tampoco el abandono.

Si tú te relacionas para sumar en la vida del otro sin esperar nada a cambio, si tú quieres realmente sumar pero no sumas, no se culpa tuya porque tú no puedes hacer lo que no puedes hacer, si tú intentas sumar en la vida del otro de acuerdo con lo que eres, lo que tienes, lo que puedes y si el otro no se siente nutrido por ti, lo que tú quieres es que te abandone, lo que tú no quieres estar con alguien que no le sume tu presencia , si no puedes sumar lo que quieres es que se aleje de ti para que pueda encontrar a alguien que si lo puede sumar.

Sino esperas nada a cambio el rechazo no tiene ninguna fuerza, tú te relacionas para sumar en la vida del otro sin esperar nada a cambio, si actúas así el abandono no tiene ningún sentido, porque tú no esperas otro resultado que el que otro disponga en base a su libertad personal, porque tú quieres que si no puedes sumarlo vaya , tú quieres esto, pero eres tú quien te vas si no puedes sumar en el otro porque tú quieres sumar en el otro y sino puedes eres tú quien te vas, nadie te abandona, si alguien lo hace es porque tú no has sabido percibir previamente que lo que tú aportas y sino sumas en la vida del otro eres tú quien no quieres seguir a quien.

No hay abandono si no eres capaz de sumar en la vida del otro, porque eres tú que no quieres estar en esa relación porque tú no quieres restar a nadie, el objetivo de tu vida es sumar, es sumar. .

Nunca restar, si restos te vas y si restos y te abandonan es lo que tú quieres, así , ¿de qué sufrir?, ¿si es lo que quieres?

Segunda parte de la frase , sin esperar nada a cambio, si el otro te rechaza no importa , no te afecta, te afectaría si esperaras algo a cambio , sino esperas, el rechazo no cuenta y no cuenta porque tú sabes quién eres y que vales y tú solos entras en la vida del otro a sumar, tú entras en la vida de los demás a regalar billetes de 100 euros sin esperar nada a cambio , si alguien no los acepta, si alguien los rechaza, ¿qué dice lo de ti?

¿Qué dice lo del otro?

Si alguien rechaza tus 100 euros, dice mucho de ti y muy poco del otro .. ¿Verdad?

Con esta forma de pensar desactivas totalmente el abandono y el rechazo.

Cuando dos personas se encuentran y viven así, se suman y valoran lo que reciben del otro, sin esperar nada a cambio aquí es, en el resto de situaciones marcharse rápido es la mejor manera de amar, o sumas o ten vas, o te relacionas sin esperar nada a cambio o te vas , si haces eso nadie te abandonará nunca, no les has dado tiempo ni espacio.

NO te abandona nadie, lo que pasa es que tú no has ido antes.

No todo el mundo puede amar, sólo puede amar a quien no necesita al otro, sólo puede amar a quien es autónomo, querer amar es una cosa, poder amar es otra.

Si sufres cuando te abandonan es que no quieres, y no sólo no quieres, es que no has entendido nada.

Para entender cómo funciona realmente una buena relación debes huir de los conceptos que te han contado padres, escuela, películas y libros varios, debes reprogramar tu mente con creencias que te permitan amar sin sufrir.

Primera premisa.

Si quieres saber cómo amar a los demás, si quieres tener una buena relación con otras personas primero tienes que saber cómo tener una buena relación contigo.
¿Te sabes relacionarte bien contigo?

Segunda premisa
Si quieres saber cómo relacionarte bien con otras personas primero y básico es no necesitar esta relación para que usted esté bien y feliz.

Tercera premisa.

Si quieres saber cómo relacionarte bien con los demás debes saber construirte una vida rica, plena y feliz por ti mismo.

Aquí hay trabajo en hacer y desarrollo todo esto en otros artículos de esta web, lo que nos ocupa aquí es entender que no todo el mundo puede relacionarse bien con otras personas, lo normal es que no sepa, lo normal es que relacione mal y dicho esto, es normal que sufra las relaciones y no las disfrute.

Para crear buenas relaciones en tu vida debes ser autónomo emocionalmente hablando y es aconsejable que también seas económicamente, es difícil crear buenas relaciones desde la necesidad.

Si no eres autónomo buscaras en los demás lo que necesitas para ti y ya estás infringiendo la regla de oro por una buena relación humana, sólo puedes relacionarte bien si eres capaz de entrar en una relación a sumar en la vida de otro sin que te suponga un resto a la tuya y sin esperar nada a cambio.

Buscar en el otro lo que uno es incapaz de encontrar dentro de sí es la principal causa de relaciones tristes y claustrofóbicas.

No puedes relacionarte con otras personas para saquear la vida del otro.

Si cuando alguien te abandona piensas que algo malo hay en ti, es que estás pensando mal, cuando alguien te abandona es que lo que tienes no nutre al otro y si no nutre al otro eres tú que no deberías querer una relación así, por respeto al otro, por amor al otro, por respeto a ti.

Si alguien te abandona porque no eres lo que él necesita para poder disfrutar de una buena vida, no habla de ti, habla del otro, si tú eres agua y el otro es un pez el agua para él es buena , si tú eres agua y el otro es un pájaro, tu agua sólo la ahogará y eso no define el agua, esto define al pescado o al pájaro.

Si alguien te abandona no hay nada malo en ti, no te dejan porque haya nada malo en ti, te dejan porque tú no eres lo que ellos necesitan, cada planta tiene unas necesidades de agua, aire, humedad, sol, abonado y en una proporción diferente en función de cada planta, el otro sería esta planta y tú eres todo esto, agua, aire, humedad, sol, suelo… En una proporción muy definida.

La planta al relacionarte contigo florecerá o morirá, si tu proporción de aire, humedad, sol, temperatura, agua es buena por la planta, la planta florecerá, si es mala morirá y tú esto lo puedes ir viendo todos los días .

Y tú deberías ser consciente de tu responsabilidad en todo ello.

Tú deberías ser consciente de quién eres, tú deberías ser consciente de qué proporción de aire, agua, humedad, tierra, temperatura y sol eres y con qué planta puedes nutrir, al menos ser consciente de quien eres, puede hacer florecer en la planta o puede matarla y actuar con mucho cuidado, está muy atenta a todo ello.

Si la ves florecer contigo vas bien, si ves que se apaga y enferma, deberías marcharte.

Antes de que la planta sea consciente de que tú no eres lo que ella necesita, tú deberías ver antes y marcharte sino puertos nutrir a la planta que pretendes florecer.

Deberíamos vivir con la sana intención de hacer florecer a las personas que nos rodean y en ningún caso hacerlas morir, deberíamos ver a los demás como plantas delicadas y maravillosas y uno mismo como una buena mezcla de aire puro, humedad, sol, temperatura , agua y tierra adobada, deberíamos relacionarnos para intentar que esta planta que es el otro pueda florecer mejor con nosotros que sin nosotros.

Pero también deberíamos ser conscientes de que podemos ser lo que necesita la planta o no serlo y lo veremos, están atentos a cómo evoluciona la planta a nuestro lado, si florece vamos bien, si no vamos mal y deberíamos marcharnos y alejarnos nos en este caso.

Relacionarse bien, significa en muchos casos saber alejarse también.

Cuando nos abandonan es que la planta está sufriendo y ya no puede más, es cuando la planta se da cuenta de que no somos la tierra y la temperatura y el sol que necesita, nos abandonan cuando la planta sufre y tú todavía sigues ahí, tú deberías de haber marchado mucho antes, te abandonan por burro, por ser poco sensible a la planta, por no saber cuidar de ella, por no saber que no eres lo que la planta necesita, te abandonan por poco amor, te’ abandonan porque no puedes amar a la planta, y eso no significa que tú seas malo, significa que tu mezcla de tierra, sol, humedad, agua y temperatura no es la que esta planta en concreto necesita.

Nos deberíamos relacionar con la intención de ver florecer las plantas que nos rodean, de potenciar esto, y deberíamos alejarnos si no somos capaces de hacer esto, y en cambio de irse, culpamos, y en cambio de hacernos responsables criticamos, juzgamos y sufrimos.

La planta se debe a sí misma y si tú no eres la proporción adecuada de cada cosa, ella tiene la responsabilidad de abandonarte y tú tienes la responsabilidad de marcharte.

No hay buenos ni malos, sólo hay plantas que buscan florecer y tú deberías potenciar esto o irse.

Si tú eres lo que necesitan no te abandonarán ni te rechazarán, no es personal, no es que tú eres malo , es que tú no eres lo que ellos necesitan para florecer y al revés .

Todos somos plantas y todos somos esa mezcla en una proporción determinada de agua, sol, humedad, minerales y suelo.

Esta es la pregunta que deberías hacerte siempre que entras a relacionarte con alguien. ¿Eres tú lo que necesita esta planta para florecer?

Tú deberías querer ser esa mezcla que necesita la planta que tienes delante, pero eres lo que eres y está bien así, a algunas plantas sumarás ya otras no, aceptar esto es aceptar el mundo tal y como es.

Tener el valor para acercarte a una planta e intentar que tu mezcla le ayude a florecer y estar atento, y si no es así, tener el valor para alejarte si no es tu sitio, si esta planta no es la tuya, antes de que la planta no tenga más remedio que abandonarte o morir.

Es un error pedir perdón por ser quien eres, es un error dar y dar, es un error renunciar a tus límites, es un error hacer méritos para que no te dejen, es un error pedir perdón por ser como eres, es un error no aceptar la mezcla de buenas sustancias que eres porque lo que eres es bueno, otra cosa es que puedas florecer en una determinada planta.

Aceptar quién eres ya quien puedes sumar ya quien no, y sino puedes, lo verás por los resultados en el otro , marchar es amar, abandonar es amar, rechazar es amar, nadie es bueno ni malo, simplemente no es el lugar de ninguno de los dos.

Nos pasamos la vida despreciando lo que somos y lo que somos es bueno, pero lo que somos no puede nutrir a todo el mundo, hay que saber quién eres y saber cuál es el impacto de que estamos en el otro, si sumamos vamos bien, si quedamos no vamos bien y deberíamos irse antes de que nos dejen, tanto irse como rechazar son actos de amor, son actos que nos dicen que aquí no es nuestro lugar y que debemos seguir nuestro camino.

Es un error no vivir intentando hacer florecer a plantas delicadas y maravillosas que están a nuestro alrededor, pero también es un error no darnos cuenta cuando no estamos haciendo lo que pretendemos y seguir allí a cambio de marcharse.

Y en cambio de irse seguimos allí, siéntanos malos, pidiendo pierdo por no poder nutrir, haciendo méritos para que no nos dejen, no hemos entendido nada…

No se trata de que nos abandonen, se trata de estar más atentos y irse antes si no podemos nutrir la delicada planta que es el otro sin descuidar la nuestra.

Entender que el rechazo dice muy bueno de aquel que se expone a intentar mejorar la vida del otro sin esperar nada a cambio, entender que el abandono es solo debido a que antes deberías haberse ido si no te veías capacitado para mejorar esta planta que querías ver florecer.

Pero vivimos así. Vivimos con miedo, vivimos quieren agradar, vivimos sin nutrir al otro, vivimos sin ser nutridos por el otro , vivimos con miedo a ser rechazado, vivimos con miedo a rechazar, vivimos con miedo a ser abandonados, vivimos con miedo a abandonar y así no es la mejor vida posible.

Si entendiéramos que todo no es posible, si entendiéramos que somos lo que somos y esta bien así si entendiéramos que el rechazo dice muy y muy bien de quien se expone, si entendiéramos que vivir quieren ver florecer las plantas que nos rodean y vivir alejándose de aquellas plantas que no podemos hacer florecer sería vivir mucho más bien , ¿verdad?

¿Quieres hablar?

Pide una consulta para aprender a dejar de sufrir

El miedo a ser abandonado es lo que hace que te abandonen

Si vives en miedo nunca te dejas ir, y tú eres quien causas lo mismo que quieres evitar, tienes miedo de que te abandonen porque crees que tal y como eres no eres suficiente y empiezas a actuar diferente, más sumiso, con más reproches, con más querer agradar, renuncias más a quien eres para satisfacer al otro y todo esto hace que te cargues lo mismo que quieres evitar inconscientemente y no sabes cómo evitarlo.

Entrar para sumar sin que te reste y sin esperar nada a cambio es la clave de todo, si no esperas nada a cambio te permitirás ser tú en todo caso porque no esperas ni quieres ningún resultado que el que tenga que ser, la idea es como dar billetes de 100 porque esto es lo que tú quieres y puedes hacer sin esperar nada, es disfrutar del proceso sin esperar ningún resultado en especial porque todos te valen, es querer ser la combinación ideal de agua, tierra, humedad, abono , sol y temperatura para que el otro florezca, pero no lo sabes ni podrás serlo, no lo sabrás hasta que lo pruebes.

Si no tienes el valor de intentarlo, si no tienes la fuerza para exponerte nunca lo sabrás y habrás perdido la posibilidad de hacer cosas buenas con tu vida, pero debes tener muy claro que si tú no eres lo que el otro necesita para florecer, tú tienes la responsabilidad de irte, si no te alejas perjudicarás y te perjudicarás, no es fácil, saber cómo funciona la vida es saber vivir sin sufrir.

Acercarse y analizar bien la situación y de acuerdo con este análisis, salir rápido si es el caso es la clave.

Relacionarse bien nunca nadie ha dicho fácil.

Es entender cómo funciona la vida, imagina una habitación donde hay una puerta de entrada y una de salida y la respuesta que quieres está en esta segunda puerta, pero debes entrar por la primera y ir hasta la segunda y abrirla hasta saber realmente si la relación puede funcionar bien por ambos o no.

Cuando quieres relacionarte con alguien deberías arriesgarte a abrir esta primera puerta y aquí te arriesgas a ser rechazado, pero aquí no se acaba el proceso porque tienes que seguir hasta esta segunda puerta para saber si puedes nutrir a otro o no.

Si puedes nutrirlo genial, esa era la idea y la intención, pero si no puedes deberías salir por esta segunda puerta y marcharte.

Si comprendes esto comprenderás que nadie te abandona, nadie te rechaza, eres tú que no quieres estar en un sitio que no puedas nutrir.

Nadie te abandona porque tú te vas a ir antes, nadie te rechaza porque no te rechazan a ti, rechazan la idea que tienen ellos de lo que puedes significar tú, si no eres capaz de alejarte, si no eres capaz de nutrir porque eso les puede perjudicar a ellos y que queden atrapados en un lugar donde no estarán bien, el otro lo sabe inconscientemente, y por eso rechaza lo que no conoce, no es a ti quien rechaza, rechaza a aquellos que no son como tú, rechaza a aquellos que no son capaces de relacionarse buscando sumar en la vida del otro sin esperar nada a cambio, o sea casi todos.

No te rechazan a ti, rechazan a todos los que no son como tú, pero como no saben cómo eres tú, por eso te rechazan.

Pero si supieran quien eres realmente nunca series rechazado , pero quien te rechaza no lo sabe ni puede saberlo, no te rechazan a ti, rechazan su incapacidad de lidiar con una hipotética mala relación de la que no puedan escapar bien parados.

El rechazo no dice nada malo de ti, dice cosas malas del otro que sin saber te rechaza, el otro viendo el envoltorio te rechaza, el rechazo sólo habla bien de ti, habla de lo valioso que eres que sin ninguna necesidad se atreve a entrar en la vida de los demás a sumarsense esperar nada a cambio porque puede hacerlo, y en caso de que no pueda se irá como ha venido, dejando sólo un rastro de amabilidad y luz.

Dejar de tener miedo al rechazo te permite vivir una vida mucho mejor

Mucha gente por no ser rechazada no se expone y vive una vida aburrida, gris y pobre y por miedo a ser abandonado oa abandonar mucha gente vive en relaciones pobres y tristes y aquí se quedan.

Y se pierden muchas cosas buenas.

Imaginado tú en la naturaleza sin mayor protección que la inclemencia del tiempo e imaginado tú bien regado, buena temperatura, buena tierra, buena agua en la proporción que tú necesitas, y te das cuenta de que estarías mucho mejor, que tu vida sería mucho mejor en una buena relación que solo, pero el miedo al rechazo, pero el miedo al abandono te hace seguir bien en la soledad, bien en relaciones que no nos nutren y hay que salir de esto, salir al mundo y entrar en la vida de los demás a enriquecerla, a enriquecerla porque previamente tú te has enriquecido y ahora sabes que te toca compartir, regalarlo, y haciendo esto, tan enriquecedor, a la vez podrás enriquecer la vida de quienes te rodean, no de todas, esto ahora lo tienes claro, pero si de muchas, y la suma de todas ellas harán de tu vida una vida mucho mejor, pero tienes que estar dispuesto a ser rechazado 10 veces al día ya soltar esas relaciones que no puedas nutrir.

Tener claro de cada diez intentos 9 no serán y si cada intento que usted no puede nutrir el alargas 10 años con los primeros 5 intentos terminas la vida, si cada nuevo intento duras un mes en un año has resuelto el tema y has sido capaz de rodearte de buenas relaciones en tu vida.

Tú eres bueno tal y como eres pero no eres bueno para todos, tienes que encontrar esa planta que florezca contigo, ¿cómo?

Prueba y error, no hay más, la vida funciona así, pero de ti depende que sea rápido o infierno.

El rechazo habla muy bien de ti y muy mal del otro si sólo es capaz de mirar el embalaje o es incapaz de lidiar en relaciones que no le nutran porque se pierde muchas cosas buenas.

Si tú coges 100 euros de tu bolsillo y sales a darlo, habla bien de ti, eres rico, eres generoso, eres valiente.

Ser capaz de querer entrar e intentar entrar a pesar del posible rechazo a relaciones nuevas a sumar en la vida del otro sin que te quede a ti y sin esperar nada a cambio es la mejor forma de valor que he conocido y que soy capaz de imaginar.

Si tú haces esto, el rechazo siempre hablará bien de ti y mal del otro y si haces esto nunca vas a sufrir para que el otro te deje o te abandone porque tú lo habrás dejado mucho antes si no puedes sumar en su vida .

Si se va , tú nunca sufrirás porque es lo que quieres, tú quieres sumar y si no puedes sumar quieres que se marche, tú quieres que se marche quien no puedes sumar, no te puedes decepcionar por algo que tú quieres y que deseas y que si no lo hace el otro lo harías tú.

No juzgues a nadie, no esperas nada de nadie, cada uno vive su propio proceso evolutivo y está aunque sea así, no te decepciones de nadie no tienes expectativas en nadie, sólo quieres sumar y sino sumas te vas y que se vaya.

Cuando alguien te rechaza dale las gracias y si puedes preguntale el porqué, dar las gracias porque este rechazo te esta enseñando a que no te rechacen, normalmente te rechazan no porque el otro sea una mala persona sino porque tú no sabes conseguir la confianza necesaria para que el otro confíe en ti, porque el otro quiera dedicar un tiempo a alguien que no conoce, necesitas aprender a iniciar relaciones sin ser rechazado y eso sólo seaprende siendo rechazado y aprenden de cada interacción, ten el valor de iniciar una relación, y si te rechazan aprende de cada rechazo, trae una libreta de todo lo que vas aprenden cada vez que alguien te rechaza, y verás cómo cada vez te rechazan menos y cada vez confían más en ti, y si preguntas el porqué no sólo aprenderás mucho a no ser rechazado sino que además te darás cuenta de que no te rechazan a ti, muchos no tienen tempos, muchos has vivido experiencias negativas y no desean repetirlas, y muchos pobres, no saben cómo lidiar en las relaciones y prefieren no empezar una relación a no saberla cómo terminarla si no se sienten nutridos por ella.

Y a la inversa, tú quieres sumar en la vida de los demás, pero también quieres lo mismo de los demás en la tuya, sabes marchar si no sumas en la vida de los demás, pero también sabes marchar si el otro no suma en tu vida y lo haces con amabilidad, sin rencor, sin juicio, con amor, con respeto, pero te vas.

¿El problema cuál es?

Cuando no eres generoso o cuando tienes miedo, porque no te expones por miedo a ser rechazado o porque estás tan centrado en ti que eres incapaz de levantar la cabeza y ver todo lo que puedes aportar en la vida de los demás que puede hacer mejorar sus vidas, cuando no eres capaz de dar el primer paso y acercarte y dar ese primer paso, cuando no sabes crear puentes, tu vida se vuelve gris, pobre, triste y aburrida.

El victimista sufre el abandono y culpa al otro cuando es el victimista quien no puede nutrirle

Creemos que el rechazo y el abandono en malo y es un error gravisimos de percepción que nos inmoviliza.

Si pensamos que si nos abandonan es malo también tendremos problemas en abandonar sino somos nutridos y nos quedaremos en relaciones de sufrimiento.

Si pensamos que si nos abandonan si no sumamos es bueno porque es lo que queremos tendremos menos problemas al abandonar.

Si comprendiéramos que no puedes nutrir a todos, si comprendes que alejarte de aquel que no puedes nutrir es un acto de amor, si comprendes que alejarte de quien no te puede nutrir es un acto de amor dejaríamos de sufrir por el abandono, comprenderíamos que no abandonar es precisamente la crueldad que deberíamos evitar.

En el fondo damos la vuelta a todos y si volvemos al ejemplo de la planta que es el otro y de la mezcla de tierra abonada, temperatura, sol, humedad y aire que seríamos nosotros en una proporcia determinada que en capcas podemos modificar, nos daríamos cuenta que si somos capaces de nutrir la planta es genial quedarse allí, pero si vemos que la planta cada día es más pequeña, más seca, se pudre y impide, antes de ver/la morir es un gran acto de amor marchar y liberarla de ti por más buenas intenciones iniciales hayas tenido y al revés también, si tú eres planta y estás sufriendo en un lugar que hace demasiado sol o demasiado frío, o demasiada agua, si no estás en el lugar que te corresponde por la planta que eres y quien etf acilita todo esto sigue allá, eres tú quien tienes la responsabilidad hacia ti de marchar, es amor, marchar es amor también.

Y si el otro no entiende esto, si el otro sufre, si el otro se victimiza, si el otro te culpa, si el otro ert hace responsable de su sufrimiento, ese otro no ha entendido nada de nada. .y lo triste es que los humnanos nos relacionamos así, decimos que amamos a aquella planta que no podemos nutrir y preferimos seguir allí y que muera a salvarla marchando.

Y aquí bien el problema real, tú sólo puedes amar si eres autónomo, si eres autosuficiente, si necesitas al otro no puedes amarlo.

Son los victimistas, utilizan todas las formas posibles para reternerte en nombre del amor. Son lo opuesto al amor pero ellos ni se dan cuenta.

Los victimistas, los que siguen en una relación que no pueden nutrir son los auténticos depredadores que tendrás que alejar de tu vida.

Un punto de realidad

Hasta aquí hemos montado un mundo ideal, un mundo utópico de cómo deberían ser las relaciones, pero en el mundo real las relaciones no son así.

El mundo real es como una selva en la que vivimos rodeados de leones que te quieren para cenar, te quieren esclavo, te quieren sumiso, te quieren útil, te quieren disponible, te quieren que digas si, te quieren que hagas lo que ellos quieren y necesitan y si no se vive así rodeado de acusaciones, críticas, desprecios y culpa.

Ver al otro como un planeta delicado que tú puedes ayudarla a florecer es lo que te estoy ofreciendo en este post, pero así no miramos ni nos miran, miramos una cartera caminando, vemos una envoltura que nos gusta, vemos a alguien a poseer, alguien a manipular, alguien a utilizar, ya muchas de estas acciones le llamamos amor, y así nos va, nos falta mucho, demasiado pero es bueno saber que hay otros caminos, otras formas de relacionarnos, de vivir, con más paz, con más calor, con más amor.

Pero lo que os hablo también necesita tener mucho cuidado, no puedes nutrir a todo el mundo, tu combinación de cosas buenas puede hacer daño a una planta que no necesite eso que tú eres, debes probar y mirar, debes estar atento, debes de tener cuidado porque eso que tú eres también puede matar a la otra y antes de que pase deberías parar y marcharte, antes de que el otro sufra y te abandone tú deberías marcharte,es tu responsabilidad y no la hacemos nunca, culpamos al otro, despreciamos quien nos despide, cuál nos abandona, quien nos saca de su vida cuando deberíamos tomar conciencia de que nosotros deberíamos haber estado más atentos y salir antes y con respeto, con amor, entendiendo que tú no puedes hacer florecer todas las plantas del planeta sino unas pocas y es tuya la responsabilidad de encontrarlas, pero también es tuya la responsabilidad de alejarte de todas aquellas que no puedes nutrir, pero claro, la vida es compleja y sólo sabes quien no puedes nutrir una vez lo pruebes, es por eso que debes ser cuidadoso, no puedes amar a todos aquellos que quieres amar y pelos demás pasa igual, no todos pueden amar a quienes quieren amar, incluso a ti y deberías saber también alejarte tú.

Decimos amor a cualquier cosa, pero abandonar a alguien es uno de los mayores actos de amor que conozco, ser abandonado por alguien es un acto de amor también y como tal deberías agradecer y no sufrirlo.

Pero repito, todo esto es utópico, no lo encontrarás a tu alrededor, y deberías aprender a protegerte sin caer en su trampa, ahora sabes cómo se hace, ahora sabes que es amar también, ahora cuando abandones no sentirás culpa porque sabes que es amor, cuando te abandonen no sentirás tristeza ni sufrimiento ni rabia ni desprecio porque sabes que también es amor y que tú deberías haber estado más atento y haber ido tú antes .

Pero el mundo que conocemos todo esto es física cuántica, no lo entenderán al menos los próximos dos mil años, ahora tú lo sabes, sólo necesitas protegerte.

Desconfía de lo que te dicen que te aman y mira sus hechos y sobre todo mira lo que tú sientes, si sientes nutrición vas bien, si floreces vas bien, si sientes sufrimiento dentro de ti no vas bien, no es la relación que tú necesitas, y si el otro no se da cuenta, que no se dará cuenta, es más intentará seguir, intentará suplicar, intentará hacerte sentir responsable, culpable y mala persona, tú debes ser consciente y marcharte, abandonarla antes de que tu planta muera, tú eres responsable y el otro no hará nada por ti , te dirá que si, pero tú no sientes así, y sino sientes así, esto es .

Tú eres una planta delicada y que has venido a este mundo a florecer ya crear tus frutos y las relaciones que tengas deben ser relaciones que te nutran y que permitan esto, sino es así, deberían abandonarte, y sino lo hacen tú deberías marcharte, eso es amor.

Pero no es tan fácil, muchas veces sabes que no te sientes nutrido pero para evitar ver sufrir al otro que amas prefieres morir tú.

Por eso es tan peligroso alargar relaciones que no te nutren demasiado tiempo, por eso es tan peligroso relacionarte en general, porque pocos saben amar bien y es fácil sufrir, demasiado fácil.

Vista las creencias de la sociedad, mi consejo es que vayas poco a poco ya la mínima que veas que no es tu sitio marches silbando, es muy fácil quedarte enredado y la teoría es algo pero la realidad es demasiado complicada .

Queda con el mensaje principal, intenta relacionarte con los demás con la sana intención de sumar en sus vidas sin que esto te reste en tu vida y sin esperar nada a cambio, si vives así, el rechazo y el abandono ya no serán elementos negativos sino muy positivos, ya no sufrirás más ni un rechazo ni un abandono, queda con esto.

Leía el otro día que las personas más felices son las mujeres solteras, sin hijos y autonomías..¿por qué será?

Quien rechaza, quien abandona todo el derecho, nunca lo olvides.

A una persona mayor de edad nunca se le abandona, se le libera, sólo se abandonan a los perros, nunca a una persona libre mayor de edad con plena capacidad [ para hacerse cargo de su propia vida.

Tienes derecho a rechazar como relación a todos aquellos que creas conveniente y no por eso debes dar explicaciones.

El paternalismo, el buenismo y el victimismo de esta sociedad enferma tiende a confundir los términos y deja como malos a quienes eligen no seguir en una relación o no iniciarla y es básico entender y comprender que quien hace esto en ningún caso hace ninguna mal a nadie, sino todo lo contrario, lo que siempre hemos visto como víctima, en realidad es el verdugo, en realidad es un acosador, ya hemos hablado ampliamente en otros lugares de la toxicidad de la mal llamada víctima.

Culpemos al otro que nos rechaza y no tiene ningún sentido, el otro se libre de hacer lo que crea más conveniente con su vida y deberías respetar, incluso cuando pasa de ti, el otro tiene derecho a escoger sus relaciones ya escoger cuál es el filtro que aplica en ellas.

La mayoría vigila mucho con quienes se relacionan porque saben que la calidad de su vida depende en gran medida de la calidad de sus relaciones.

Cuanto más te respetes a ti más escogerás bien tus relaciones como eliges la comida que tomas, las bebidas que tomas, la ropa que te pones, el oficio que quieres aprender y la profesión que desarrollas.

Escoger bien tus relaciones es escoger bien la vida que quieres para ti, por eso es tan importante saber rechazar y saber abandonar porque puedes encontrarte en una vida llena de relaciones que no te interesan ni te aportan lo que tú quieres y te conviene.

La vida es la que es, y si es así es como debes vivirla y aceptarla, la realidad es que cuanto más tengas más podrás elegir y menos serás rechazado, es la realidad.

No culpes a nadie .

Cuanto más seas menos relaciones necesitarás para vivir en paz y bien, sólo con la tuya tendrás suficiente.

La gente se relaciona por interés y está bien que así sea , por interés propio y cuando es mutuo es cuando las relaciones suelen funcionar.

Yo te doy, tú me das y si es justo la relación funciona . Yo te doy, pero te exijo que tú me des, de lo contrario, adiós.

Yo propongo una manera parecida, pero distinta y soy consciente de que posiblemente no sea la mejor para la mayoría.

Pero sea como sea, quien te rechaza porque no le interesas no debería ser drama alguno, seguramente cuanto mejores relaciones tengas mejor será tu vida, pero no te garantiza que sea buena.

Apuesto por relaciones menos interesadas, más enriquecedoras, menos tensadas, menos exigentes y más abiertas, pero claro, también abro la posibilidad a más sufrimiento, abres las puertas de tu castillo y permites entrar en él a personas que no conoces demasiado bien, es bueno ?

En el mundo que tenemos, cuanto menos necesites mejor vivirás, en todo caso el rechazo es lo más normal y necesario cuando se trata de intentar conseguir lo que quieres, porque todos tenemos las puertas del castillo cerrado y sólo permitimos que entre personas muy conocidas y que nos aporten.

El rechazo es normal, es necesario y es bueno es señal de que intentas conquistar nuevos castells a pesar de que de la mayoría te saquen a coces, persistir y aprender es el camino.

Habla bien de ti intentar, hablaría mal no intentar, en todo caso, cuanto menos necesites mejor irás.

El abandono, es más de lo mismo, todo cansa, también las relaciones que no suman demasiado terminan agotando, las relaciones duran un tiempo, básicamente nos relacionamos con la pareja, los hijos, los padres, los hermanos ya menos, dos amigos si las sus mujeres lo permiten, y te pasas el día trabajando y haciendo clientes o simplemente trabajando, terminas cansado, reventado, no tienes ganas de demasiado nada ya, si algo ahora hay es que la gente no se relaciona a menos que sea por interés, son relaciones simples, fáciles, circunstanciales, superficiales y fugaces, las profundas cansan, agotan, ya nadie las quiere.

Pero muchas veces nos rechazan porque no sabemos más, nos falta energía, nos falta práctica, faltan ganas, nos falta trabajar nuestra actitud y nuestro aspecto y en muchos casos nos falta una propuesta de valor, atractiva.

En muchos casos sólo la práctica nos permite ser menos rechazados, sólo siendo rechazado y aprenden aprendes a no ser rechazado, pero siempre te van a rechazar mucho, la vida funciona así, bien porque no quieren más relaciones, bien porque no sabemos gestionarlas, bien porque no tienen tiempo y está bien así, pero en ningún caso ser desechado habla mal de ti.

Muchas veces te rechaza a gente que nada tiene que ofrecer, es una suerte que sea así.

En cualquier caso aprender a lidiar con el rechazo y aprender a gestionar el abandono te hará más libre.

psicoleg a vic maricarme

MariCarme M. Moliné

Soy Psicóloga Clínica, especializada en las conductas en el ámbito de la pareja. Me ha fascinado siempre la psicología porque me ha fascinado la mente humana, y cómo la psicología es la ciencia de la conducta y la conducta siempre se puede mejorar y reaprender, la esperanza de mejorar la vida de las personas es una experiencia apasionante e irrepetible.

¡Gracias por tu confianza, espero haberte ayudado! Y si quieres seguir leyendo contenidos, aquí tienes otro post que también puede serte de utilidad.

Deja un comentario

Concertar Visita
close slider

Cuéntame en qué puedo ayudarte