Si es así, es que todavía no has entendido demasiado, cómo funciona el Mundo REAL.

La vida no funciona como tú querrías, la vida funciona como funciona y deberías primero, entender cómo funciona, luego aceptar las reglas del juego y finalmente aprender jugar de la mejor manera posible.

MariCarme M. Moliné

El juego de la vida

El juego de la vida consiste en entender cómo funciona el mundo real y al hacerlo te darás cuenta de que no va de ganar ni de perder sino de gozar.

La vida es un juego en el fondo es sólo un juego, donde a veces ganas ya veces pierdes y primero tienes que jugar mucho, practicar mucho y perder mucho si quieres aprender realmente a jugarlo y disfrutarlo.

Como todos los juegos, como todos los deportes, como todas las habilidades que puedes adquirir, cuanto más juegues más, cuanto más practiques, más aprenderás y cuanto más aprendas menos perderás y más ganarás pero para ganar antes necesitas perder y mucho.

¿Sabes vivir a tu modo? Saber vivir como tú quieres te permite jugar a lo que tú quieres con alguien que quiera jugar a lo mismo que tú.

Ahora bien, no queremos perder, nos traumatiza perder, nos horroriza perder, nos hace sufrir perder y esta actitud nos paraliza y evita que aprendamos a jugar demasiado a nada y si jugamos sabemos más bien poco.

Somos como niños pequeños malcriados que cuando no nos dan el juguete que queremos nos ponemos a llorar desconsolados y así pasamos la vida. ¿Basta ya? ¿No ves que la vida no funciona así por un niño de más de 10 años?

Si sufres cuando pierdes, si te da pánico perder y fracasar nunca arriesgarás, nunca querrás perder y así nunca aprenderás ni podrás vivir experiencias que valgan realmente la pena.

Yo no digo que actúes de cara afuera, como si todo fuera una broma y un juego, al contrario, yo te digo que te cojas el juego muy en serio y te esfuerces en aprenderlo, pero en tu fondo, en tus valores más íntimos, en tu escala de valores y de vida o te lo cojas TODO como un magnífico juego, divertido y apasionante se pierda o se gane o vivirás una vida paralizada y amargada con mil remordimientos y penas por haber perdido tantas partidas, que además tenías que perder, si o sí, porque no sabías lo suficiente todavía.

TODO deberías cogerlo como un juego, TODO, los fracasos como magníficos maestros y magníficos golpes de suertes que te han permitido aprender y seguir con nuevas experiencias que de haber ganado nunca las experimentarías.
Hasta que no entiendas esto vas a sufrir, el sufrimiento no es más que un aviso que te da el cuerpo de que te está avisando de que algo no estás razonando bien.

El fracaso, el rechazo, los errores sin mala intención, las decepciones, los adiós, son sólo magníficos maestros que te permitirán una vida más sana, más libre, más llena y más feliz si sabes que son y por qué son.

El fracaso es sólo el único camino que te permitirá ganar un día, que te permitirá jugar la partida de tu vida con posibilidades reales de que ganes o pierdas sea una vida plena que haya merecido la pena ser vivida.

Todo deberías cogerlo como un gran juego, e intentar jugar de la mejor manera posible, pero si la partida la pierdes, deberías pensar, ostras, he jugado lo mejor que he sabido, he perdido, he aprendido, he disfrutado, ya intentaré ganar la próxima, que seguro sabré más y ¡ya está!!! Punto final!! ¡Ni penas, ni culpas, ni remordimientos, ni angustias, ni más dramas! Si sólo es un juego niño!!!!

¡Hasta la muerte deberías cogerla así! ¡La vida es un gran regalo si la sabemos vivir bien y sólo la viviremos bien si jugamos con ella todo el día y la muerte es el gran premio!

Si, si, la muerte es un gran premio, es paz, es reposo, es la razón de una vida intensa, es la razón de por qué no podemos perderla en amarguras varias sin importancia real, es la razón de por qué hemos de hacer las cosas que tengamos que hacer ahora y pronto sin esperar a un mañana que igual nunca llegará.

La muerte es la razón por la que no podemos perder un segundo de nuestro tiempo en tonterías, en bajanerías, en discusiones, en amarguras, en desilusiones, en culpas, en remordimientos.

La vida es un juego que te permite aprovechar la misma vida, porque la muerte te dice que por más larga que sea tu vida, nunca será más que un pequeño instante y que no debes desperdiciar con pensamientos y paradigmas que sólo te hacen perder el poco tiempo del que dispones para vivir en paz.

No te cojas la vida nada serio (¡de cara a dentro eh? De cara a fuera que parezca que si, que te la cojas mucho en serio!)

Repito, no te cojas la vida en serio, cógetela como un maravilloso juego, complicado, difícil, apasionante, con rivales muy buenos y que es muy difícil aprender a jugar bien pero que sólo jugando podrás aprender.

Vive tu vida a tu manera y aprende, equivocado, pierde, aprende, vuelve a jugar y cuanto más juegues más opciones tendrás para ganar alguna vez.

Cogido la vida como un juego donde lo mejor que te puede pasar es jugar con un contrincante experimentado y que pierdas, al fin, el fracaso es lo mejor que te puede pasar, significa que estás haciendo algo que no sabes hacer, que no es fácil y que intentas aprender y sobre todo significa que si juegas con jugadores experimentados como rivales por más que pierdas también aprenderás y un día sabrás que hacer y los fracasos pasados se convertirán en éxitos futuros, además a estas alturas, el éxito ya no te importará, ya habrás entendido que el verdadero éxito es jugar lo mejor que sabes y disfrutar del proceso con independencia de su resultado.

La vida és un joc

¿Cómo vives tu vida?

¿Cómo alguien muy serio donde cada fracaso es el fin del mundo, dónde vas de amargura en amargura o eres de esos que te quedas inmóvil para no perder? O la vives como un juego, maravilloso, donde te sueltas, sacas lo mejor de TU, arriesgas, aprendes fracasando hasta que un día dejas de fracasar y disfrutas de lo que has aprendido.

Yo te propongo la fórmula de la felicidad permanente, ¡JUEGA!! Juega siempre, si pierdes aprendes y sigues jugando porque la felicidad no está en ganar sino en JUGAR, ¡y si ganas ya ni hablamos!

La mayoría de nosotros no queremos entender cómo funciona la vida, nos empeñamos en cogernos la vida como algo tremendamente serio donde el fracaso (no conseguir lo que queremos) es lo peor que nos puede pasar ay mientras sufrimos y sufrimos nos inmovilizamos, nos cortamos las alas nosotros mismos por miedo a caer cuando estemos volando!!

La vida es hermosa

Hasta que no entendamos esto sufriremos y sufriremos y mucho.

Repite conmigo, la vida es un juego, un juego maravilloso que cuanto más disfrutes jugando mejor lo vas a pasar.

¿Cómo ser feliz en la vida depende de tu mirada, cómo miras tú en la vida?

Repite conmigo, la vida es un juego en el que muchas veces perderás y sólo pierden aprenderás a ganar alguna vez, pero ganar o perder ya te será igual porque habrás entendido qué lo que realmente importa es jugar lo mejor que sabes y ¡ya está! !

En caso de que pasen seis meses y no encuentres una solución por ti mismo, un psicólogo puede ayudarte.

" Juega! Y sobre todo no te cojas ni a TÚ ni a NADA demasiado en serio, el cementerio está lleno de gente que pensaba viviría mil años, que se preocupaba por todo y ya ves. Además en caso de que nos cogiéramos la vida de ' otra manera nos pasaría exactamente lo mismo, así que, ¿qué importa si tengo o no tengo razón, al menos así lo pasaremos mejor ¿verdad?"
psicoleg a vic maricarme

MariCarme M. Moliné

Soy Psicóloga Clínica, especializada en las conductas en el ámbito de la pareja. Me ha fascinado siempre la psicología porque me ha fascinado la mente humana, y cómo la psicología es la ciencia de la conducta y la conducta siempre se puede mejorar y reaprender, la esperanza de mejorar la vida de las personas es una experiencia apasionante e irrepetible.

¿Quieres hablar?

Pide una consulta para aprender a dejar de sufrir

Deja un comentario

Concertar Visita
close slider

Cuéntame en qué puedo ayudarte