superar una ruptura amorosa

¿Cómo superar una ruptura amorosa?

Una ruptura amorosa es una de las principales causas de sufrimiento emocional y debo decirte que puedes superarlo sin demasiados problemas.

Si te sientes traicionado, si te sientes tratado mal, si al haber vivido esto, te sientes decepcionado y fracasado y también te culpas por ser tan confiado bordeando la imbecilidad y al mismo tiempo sientes como rencor hacia aquellos que te han tratado así de mal y también sientes que te has equivocado y te culpas a ti, debes saber que posiblemente, si sigues leyendo, te acabarás sintiendo mejor.

¿Cómo puedes perdonar una traición?

¿Cómo perdonar el maltrato de la gente ?

¿Cómo asimilar que el mundo no es justo a pesar de ti llevarte bien y ser una buena persona y sentir que el mundo no te devuelve lo mismo?

¿Cómo perdonarte a ti por haber sido tan confiado, tan ingenuo y tan tonto?

¿Cómo no volverte como aquellos que te han hecho daño y no comprar el hecho de que, como así es la única manera de ganar yo me vuelvo como ellos y así ya no sufriré ni perderé ni me harán daño nunca más?

Como no caer en lo que “como me enamoré, me casé y me he divorciado ya nunca más me enamoraré por no volver a pasar por todo esto que me ha hecho sufrir tanto

Cómo no caer en el “cómo he tenido un socio y me ha jodido ya no tener más socios

Cómo superar una separación de pareja

Ante todo quiero decirte que sentir así como sientes, es humano y es normal, pero es un error reaccionar de esta manera y quiero contártelo.

No deberías dejar que el dolor de experiencias pasadas en relaciones afectivas, con las relaciones con socios o con amigos que han terminado mal te evite disfrutar de nuevas relaciones, de nuevos socios y de nuevos amigos .

No te hagas el discurso que todo el mundo se hace y que les lleva a vivir vidas pequeñas, atormentadas y con mucho agro.

No te cuentes la historia de cómo me enamoré y sufrí no vuelvo a enamorarme.

No te cuentes la historia de cómo montaste un negocio con un socio y el socio te traicionó no te volverás a asociar con nadie nunca más.

No te cuentes la historia de cómo tuviste un amigo que te hizo daño no tendrás más amigos y te quedarás en la superficialidad de las relaciones sin profundidad.

El problema no es lo que tú crees que es, el problema no es tu socio, ni tu pareja ni tu amigo, el problema son las creencias que tenías cuando de acuerdo con ellas, elegiste a una pareja, a un socio oa un amigo y desde ellas te relacionaste .

No va a dejar de hacer cosas que pueden ser muy buenas para ti sino cambiar aquellas creencias por otras que te permitan disfrutar de una buena relación afectiva, de un buen socio y de buenos amigos.

Si cambias las creencias, tendrás nuevas emociones que te llevarán a nuevas acciones y ellas a nuevos resultados y todo lo que pensabas que era una mierda, ahora podrás ver, que es lo mejor que tienes en tu vida que te perderás, si no entiendes cómo funciona todo.

El duelo por la ruptura de una pareja

Con este post aprenderás a que lo que antes te ha hecho sufrir ahora te haga crecer.

¿Por qué padezco tanto?

Es una pregunta que te haces que sólo tú puedes resolverte.

Hoy la cosa va que aprendas a lavarte el cerebro , va que saques de él todas aquellas creencias que no son buenas para ti y pongas creencias que te empujen a una mejor vida, deja de vivir en puntos donde no estás presente ni estás en amor y de contarte las historias de víctima.

Vives desde creencias de víctima y necesitarías hacerte cargo de tu propia vida y de tu propio bienestar, y por eso te es necesario hacerte responsable de lo que tú sientes en toda situación y circunstancia que la vida te regale, y desde esa responsabilidad verás que da igual lo que la vida te lleve, da igual lo que los demás hagan o dejen de hacer , ya no te sorprenderá nada de los demás, ni sentirás tristeza por lo que te haya pasado, siempre verás el regalo que hay detrás de cada cosa que te ocurre , pero para conseguir sentir así debes empezar por sentir amor, amor propio, para empezar.

Superar el desamor

La autoestima es la piedra filosofal

Todo debe iniciarse en el amor propio, en la autoestima, al saber quién eres y qué quieres y porque las quieres y desde dónde haces las cosas que haces para ir a donde quieres ir.

Una persona con amor propio, hace lo que hace por pasión, hace lo que hace por placer, por gusto, hace lo que hace porque es eso mismo lo que ha venido a hacer en este mundo y el placer lo obtiene en el hecho de sí mismo .

Una persona con amor propio no le importa el resultado de las cosas que hace, las hace porque las necesita hacer para satisfacer su esencia, un buen músico canta porque lo siente en su interior y si no lo hace está muerto por dentro, le da igual ser o no ser un cantante de éxito, lo hace por amor a él, sólo algunos de estos llegan a ser cantantes famosos y de renombre, pero la base no es, yo quiero ser famoso, la base es yo canto porque sino canto me muero de pena y de vacío.

Cuando vives desde ese punto todo cambia, todo tiene sentido y todo lo que hasta ahora te ha hecho sufrir si cambias ese origen, las cosas y los hechos se transforman.

Cuando algo externo a ti te duele, es porque en el fondo, todo lo que haces lo haces porque esperas recibir algo que quieres y que por eso has hecho lo que has hecho.

Te enamoras porque esperas que el otro también se enamore de ti, amas porque deseas que este otro también te quiera, haces un negocio con un socio para que necesitas que el socio y el negocio lleguen a donde tú esperas y tengan unos beneficios económicos, deseas y tienes un amigo, le haces favores y compartes con él momentos de vida para que esperas que esta relación te lleve a buenas experiencias.

Esperas, deseas, necesitas y éste es el problema que te hace sufrir tanto.

Siempre estás haciendo cosas esperando recibir, es cierto que entregas buena energía, pero manipulas al universo, das cosas buenas porque esperas que el universo te devuelva lo mismo y el universo no acepta esa manipulación.

No deberíamos hacer las cosas para esperar retornos, deberíamos hacer las cosas por el placer de hacerlas , deberíamos hacer las cosas porque sientes que ya recibes todo por el mismo acto de hacer cosas que salen de ti, cosas que quieres, sentir que recibes por el simple acto de amar, de dar , de confiar.

Cuando haces las cosas desde tu amor propio, cuando haces las cosas por amor, ¡ya está! Nada que pase después te hará demasiado daño.

Acepta la realidad, no te amas, no haces las cosas por amor propio, haces las cosas para alcanzar un fin, no haces las cosas por el placer de hacerlas sino porque esperas un retorno, asume la realidad, no pasa nada, el amor propio comienza por aceptar también nuestras sombras, no te quieres, eres un interesado ya los interesados nunca las cosas les van demasiado bien a la larga.

Si te quisieras te debería importar 0 lo que hagan los demás y dejarías de hacer las cosas por interés y las harías por el simple placer de hacerlas , que el hecho de hacer las cosas te trae un regreso? ¡Qué genial! ¿Que no te trae un regreso? ¡Qué genial también!

Dejar de interiorizar el yo me comporto bien para que se comporten bien conmigo y sentir de verdad que tú te comportas bien porque eso es lo que eres , esto es lo que sale de ti, esto es lo que quieres y haces para que las personas que te rodean se sientan bien, felices, admiradas y cuidadas y punto!!!!, punto!! Lo haces por amor y el amor no espera nada a cambio.

La idea sería interiorizar que tú tienes buenos valores dentro de ti porque tú los has escogido, porque tú quieres estos valores y no otros, porque quieres hacer lo que haces y no otra cosa por autoestima, por respeto a ti y sin esperar nada a cambio, y cuando lo haces así, desde este punto, seguramente el mundo te devolverá amabilidad, pero también indiferencia, traición y maltrato, pero algo cambia en ti dentro de ti a bueno.

Ya no esperas nada más que lo que es , ya no deseas más que lo que es, ya no quieres otra cosa que lo que es y esto es lo que te llevas, amor a ti, porque has hecho lo que has hecho porque era lo que querías hacer y lo que te sale de dentro de ti, y paz porque da igual lo que haga el otro, paz porque tú ya has obtenido el premio al hacer lo que querías hacer , paz porque has aprendido de la experiencia, paz porque sabes y quieres que el otro sea libre y haga lo que quiera y sea, ya no te afecta, comprendes, aprendes y si te conviene te alejas, pero ya no pierdes el tiempo con lamentos ni sufrimientos varios.

Y vivir así, vivir en ese estado de no esperar, vivir en ese estado de dar por el placer de dar, de hacer por el placer de hacer, no es perder tu tiempo en relaciones insatisfactorias, ni en malas experiencias, nunca pierdes tu tiempo cuando has hecho las cosas desde dentro y por amor a ti, sean cuales hayan sido la experiencia final.

El agradecimiento te vuelve al presente

El tiempo no vuelve, si te has relacionado en total conciencia nunca es una pérdida de tiempo, Aprendiste, viviste, diste a cambio de nada por amor, no fuiste bien, vale, pero aprendiste, disfrutaste de la experiencia, creciste, viviste un buen presente, lo que los demás hicieran con su vida es su vida, es su problema, es su decisión, es su destino, no te afecta en nada a tu paz en el momento presente.

Aunque las cosas no salieran como tú esperabas no perdiste tu tiempo porque ha sido una experiencia más de la vida.

No perdiste el tiempo por nada porque no hay tiempo perdido, sólo hay tiempo vivido en plenitud desde el amor o tiempo vivido y «perdido» desde el querer, necesitar, desear, esperar.

¿Cómo vives tu tiempo?

Vale que has vivido una experiencia dura, pero hiciste lo que hiciste porque en ese momento es lo que decidiste, invirtiste tu tiempo en el que querías, tomaste una decisión y ha sido de una manera que no esperabas y te lleva un aprendizaje, todo es un aprendizaje.

Cualquiera, experiencia vivida se originó en que tú decidiste de entre varias opciones una, te arriesgaste y ahora aprendes de todo esto, no lamentes lo que ha pasado porque de no haberte arriesgado, ahora no estarías donde estás, ahora no sabrías lo que sabes, ahora no hubieras crecido lo que has crecido.

Imaginemos que has iniciado una relación con una pareja y que te ha dejado, imaginamos que has montado un negocio con un socio y has perdido dinero porque te ha traicionado, imaginamos que tienes un gran amigo y que en buen día te hace algo que te hace sentir mal, vale, pero ese pensamiento de que alguien te ha dejado, que alguien te ha traicionado, que alguien te ha hecho, parte de una creencia que no te ayuda a ti a crecer ni a vivir, porque no cambiarla por la creencia de que nadie es tuyo, y que como nadie es tuyo y todos son libres, que cada uno haga lo que quiera, y si alguien te quiere dejar, te quiere traicionar o te quiere hacer una mala jugada es su decisión, es su elección, es su vida y de sus decisiones, yo sacaré el aprendizaje correspondiente.

¿Cuál es la historia que te cuentas?

Contarte una nueva historia sobre tu experiencia es la clave para sacarle un buen provecho , dejar de sufrir, y centrado en crecer, avanzar y seguir viviendo una buena vida.

Pero necesitas sacarte la creencia de que crees que es el otro el que te ha dejado, el que te ha traicionado o lo que te ha tratado mal.

Porque no cambiarla por ella no me ha dejado, él no me ha traicionado ni tratado mal, ella se ha dejado, él se ha traicionado a él o él se ha maltratado a sí mismo.

Y si creyeses que nadie te roba nada y si creyeses que todo lo externo a ti no es tuyo, y si creyeses que lo único que vale es la experiencia tan dura que has vivido, y si te creyeras que tú si viviste un buen momento y una buena experiencia, tú si te mostraste y te relacionaste desde tu esencia, tú si arriesgaste y confiaste, tú si sacaste lo mejor de ti y si lo de fuera se va, te lo roban o te traicionan, y que?

Sabrías cómo dejar a tu pareja que ya no te aporta ni te gusta entendiendo que es lo mejor para todos y dejarías de vivir con ese estado de sufrimiento permanente.

¿Y qué?

Sentirse traicionado, sentirte maltratado, sentirte abandonado es muy doloroso, sufres, te endureces, desconfías, te oscureces y no te lleva a mejores lugares.

Te han traicionado, te han abandonado, te han tratado mal de acuerdo, pero si cambiaras tu creencia y te creyeras totalmente que nadie te puede traicionar nunca, nadie te puede abandonar nunca, nadie te puede maltratar nunca, no me abandona nadie, se abandonan a sí mismos, no me traiciona nadie se traicionan a sí mismos , no me maltrata a nadie se maltratan a sí mismos.

¿Qué te parece?

Y si pensaras que nadie te puede dejar, simplemente el otro es libre, y al ser libre el otro me permito ser libre yo, a los animales se abandonan, a las personas se liberan , si una pareja me deja, no me deja nadie, me libera al liberarse de mí, yo no poseo nadie, yo no encarcelo a nadie, yo quiero a las mis parejas libres y si ellas deciden marcharse, es lo que yo quiero también por ellas, yo me quiero libre, yo quiero a mis parejas libres , nadie me puede dejar porque yo no soy de nadie ni ella es mía.

Cuando una pareja me deja haciendo uso de su libertad es lo que yo quiero por ella , su libertad y al hacerlo, al soltarla, yo me libero de ella y elimino cualquier dependencia hacia ella.

Y si pensaras que nadie te puede traicionar, simplemente se traicionan a sí mismos cuando dejan de cumplir los pactos que ellos mismos han prometido cumplir.

Y si pensaras que nadie te maltrata, simplemente el otro ni se ama, ni se acepta y seguramente también se maltrata , y al no quererse es imposible que refleje eso que él no tiene en él fuera de él.

¿Cómo te quedas?

No te quejes por lo que te pasa, busca uno porque te pasa lo que te pasa

Y si, en cambio, creer que te han tratado mal, aprendieras de la experiencia vivida y empezaras a poner límites a las personas que pueden entrar en tu vida y, en cambio, de relacionarte con personas por interés (una pareja que necesito yo para poder ser feliz, un socio que puede interesarme por eso y por eso otro o un amigo que es mucho…no sé qué) te relacionaras con personas luminosas, despiertas, que se aman y que no se acercan a ti por interés sino por amor , ¿cómo a partir de ahora has aprendido y harás tú?

Y si, en cambio, de buscarte la pareja más guapa, en cambio, de asociarte la próxima vez con alguien que te interesa como profesional o como capitalista, en cambio, relacionarte con la persona más popular, ¿te centraras en la persona, en el humano que hay detrás?

¿Y si más que buscar personas por su utilidad te centraras en la persona, con sus valores y ves sólo después qué relación o qué negocio podría haber detrás de él junto a ti?

Dejarás de sufrir el maltrato y la alevosía ajena cuando comprendas también tu sombra, comprender tu interés cuando te juntas por interés con otro para iniciar una relación o un negocio te permitirá también ver la sombra de los demás que les puede permitir justificar que se alejen, que te maltraten incluso un robo (por un problema de salud urgente, un problema económico de un hijo, una adicción no confesada, etc.), comprender tu sombra te permitirá estar atento a todo, y siempre ser consciente de que te pueden dejar, traicionar, maltratar y robar y así también minimizas el riesgo de que te ocurra.

Arriesgado a relacionarte con el mundo

Las relaciones humanas son muy importantes tanto a la hora de tener una buena vida como a la hora de montar un negocio de futuro, solo puedes, pero con una buena compañía cualquier viaje es mucho más divertido, pero a la hora de escogerlo lo de nuevo, fíjate en la persona , pero debes saber que nadie conoce a nadie , y mañana este que tan bien crees que conoces puede ser otra persona muy diferente, porque hoy puede estar frenado y así se comporta y un día puede dejar de frenarse y ser más auténtico.

Es un riesgo tener relaciones humanas pero es peor no tenerlas, es un riesgo relacionarte con las personas, pero es peor no relacionarte con ellas.

Por eso hay que soltar las expectativas , confiar, minimizar los riesgos, seleccionar bien a las personas y disfrutar del proceso y soltar el resultado final, a veces saldrá bien ya veces no¿ Pero habrás disfrutado del momento, habrás aprendido y habrás amado, que más se puede pedir a la vida?

Si has iniciado una relación o montado un negocio y la persona te ha dejado, maltratado o el socio te ha traicionado no te quedes en la lectura que has perdido tu tiempo y el dinero y que las personas son un desastre, porque te estás perdiendo una futura muy buena oportunidad de hacer las cosas mejor , no va que las personas son un desastre, va que debes elegirlas mejor en el futuro, pero nada es cierto, nada es como esperas , el problema es que esperas, deja de esperar y aprende a amar tu presente y lo que sea cuando llegue bienvenido será.

Pero en ningún caso piensa que has perdido tu tiempo ni que has sido un ingenuo, ni que ha sido por nada, nadie vuelve en el tiempo, nadie vuelve a empezar de 0, si has sufrido una mala experiencia, bien en una relación emocional , bien al montar un negocio, ahora tienes más experiencia y de ahí sales más sabio, más rico y más fuerte, aunque ahora no lo veas así.

Por otra parte, tienes que contarte otra historia , suelta el resultado de la experiencia vivida y disfruta la vida iniciando de nuevo nuevas relaciones o nuevos negocios, pero de manera diferente, con personas y socios diferentes, gestionados de manera diferente, disfrutando del proceso, da igual lo que cueste y tarde, ahora más que nunca estás en condiciones de hacer las cosas mejor.

Cuando veas que las cosas no son como tú esperas y te decepciones, sufres, te culpas y te apagas es porque no entiendes cómo deberías funcionar para funcionar mucho mejor.

Vivir no es fácil, las relaciones humanas no son fáciles, pero es mucho peor no tenerlas, ¿verdad?

¿Dónde enfocas tu mirada?

Tu motor no puede estar fuera, eso de fuera cambia, tu motor debe estar dentro de ti y tu interés, tu finalidad sobra, no hagas lo que haces para conseguir nada, para llegar a ninguna parte, sino porque en dentro de ti tienes un porqué mucho más profundo que el interés y desde aquí te mueves.

No te muevas por interés, muévete por amor, muévete por amor propio, no te muevas por conseguir algo, muévete porque eso que haces sale de dentro de ti y si no sale sufrirías y haciendo lo que haces es el que quieres vivir para vivir la vida que mereces, no la que quieres.

Comprende la diferencia entre lo que quiere, necesita y desea tu ego y lo que merece tu esencia y actúa desde ella , desde lo que ella merece.

Aquí deberíamos hablar de lo que es tu ego y tu esencia, quedado solos con un ejemplo fácil. Tú quieres comer una pizza muy buena pero tu esencia merecería una buena ensalada, ésta es la guerra dentro de ti, una parte de ti necesita cosas externas y una parte de ti merece otras cosas.

Cuando no van las cosas como quieres y esperas te podrías sentir igual de motivado si tuvieras un porqué más profundo, no importa cómo te vaya fuera, tus porqués deberían estar dentro de ti.

Pero como todo lo haces depender de lo que pasa fuera sufres.

Y sufres por puras creencias , si cambias tus creencias cuando tu ego te vuelva a contar tu historia del pobre del mí debes hacer que aparezca una nueva creencia que tú te has encargado de sustituir a la antigua y tu vida estará mejor.

Por qué no cambiar la creencia que quiero hacer lo que hago para conseguir más dinero o más placer por la creencia que lo que quiero es crecer y aprender , tu ego quiere más de todo, tu esencia sólo merece crecer en sabiduría, experiencia y amor .

Pueden pasar cosas terribles en tu vida, pero con las creencias adecuadas a tu cabeza en poco tiempo puedes dejar de sufrir la realidad y este mismo hecho que tanto daño y da igual sufrir a muchos a ti te puede empujar si lo practicas día a día, es como cargar peso en el gimnasio, cada día , si prácticas día a día puedes cargar más peso, con la adversidad es el mismo, cuantas mejores historias te cuentes, cuanto más cambias creencias que no te valen por otras que si te valen, si lo practicas día a día, más fácil vivirás lo que la mayoría llama adversidades, traiciones, etc.

Con todo esto que te cuento las adversidades ya no serán adversidades para ti, sólo buenas experiencias gracias a las que tú sigues creciendo.

¿Qué pensamientos te crees?

Nada es malo en tu vida, nadie te duele, nadie te traiciona, nadie te abandona, todo lo que te pasa dependerá de lo que tú hagas con él , nadie te duele, tú te haces daño, nadie te traiciona, es el otro quien se traiciona, nadie te abandona, eres tú que te abandonas, no va de qué tú necesites que nadie te abandone ni de qué nadie te traicione (esto sería la pizza del ejemplo), va de lo que tú mereces y mereces crecer, crecer en amor hacia ti, al saberte crear buenos momentos sea cual sea el entorno externo, al tener paz dentro de ti, va de comer ensaladas y pescado a la plancha y tener así un cuerpo sano, delgado y valiente.

Culparte por tus fracasos, por tus esfuerzos que han terminado en nada es también sufrir por historias que te cuentas y que no te ayudan en nada a tener una buena vida aquí y ahora.

Reexplícate tus historias, responsabilizado de lo que es, el otro puede ser culpable si, pero tú eres el único responsable de hacer de tu vida una buena experiencia, el amor propio es eso, es la capacidad que tú seas capaz de cuidar de ti, pase lo que pase a tu alrededor, eres tú quien tienes que cuidar de ti y sólo necesitas contarte las cosas que te pasan de una otra forma que sean buenas para ti, sólo necesitas entender que mientras tú hagas las cosas con amor, mientras no te traiciones a ti, lo de fuera es absolutamente irrelevante a efectos de tu paz.

Y así los fracasos ya no son fracasos, los logros ya no son logros, sólo son experiencias increíbles que te permiten crecer.

Y si aprendes de lo que te ocurre y te haces responsable, no sólo habrás vivido un buen momento mientras lo vivías, si lo vivías desde un porqué profundo, sino que te permitirá más adelante no refugiarte en tu cueva y no volver a probarlo, sino que utilizarás esta «traición y maltrato» como energía, como una gran energía para intentarlo de nuevo con más experiencia, más sabiduría y los resultados podrán ser mejores , pero ahora ya sabes que es irrelevante el resultado, esto es algo del ego y no te dará la paz, ahora ya sabes que lo que vale es el proceso , ahora ya sabes que lo que vale es el aquí y ahora mientras vives la experiencia que tú diseñas para tu vida.

Ver más allá y dejar de contarte malas historias y de contarte historias que no te sirven para nada.

Redefinir todo esto, nuevas creencias y nuevas historias que te cuentas.

Es vivir de otra forma, no vivir por interés sino por amor propio.

¿Qué te mueve desde dentro de ti?

Busca que te mueve, busca que necesitas hacer para sentirte bien.

Y cuando lo descubras hazlo, hazlo por el gusto de hacerlo, hazlo gratis si es necesario, hazlo por placer, hazlo porque cuando lo haces te sientes bien y feliz y de ahí no te muevas , aquí tienes el premio, aquí tienes todo da igual el resultado de nada.

En relaciones emocionales y negocios deberías hacer lo mismo, si no vas a sufrir.

Busca dentro de ti lo que te mueve de verdad, acepto, respeto, y comprende por qué lo haces y desde aquí ya no buscarás resultados porque sabes porqué haces lo que haces y desde dónde lo haces , ahora todo lo que haces o harás por amor, por auténtico amor a ti y sea lo que sea estará bien, si sale bien genial, si sale diferente a lo que esperas genial también.

El poder del amor propio

Yo quiero lo que hago porque así lo decido , yo quiero lo que hago porque me quiero, y porque me quiero no necesito que nadie me ame, no necesito que nadie me trate bien, porque yo sé quien soy, porque me quiero no necesito que nadie me trate bien, no necesito que nadie me traicione, por eso ya me tengo a mí.

Yo quiero sin esperar nada a cambio .

Yo vivo y hago lo que hago porque amo lo que hago y al hacerlo ya tengo el premio que necesito.

Yo me relaciono con amor, no quiero nada de nadie, quiero que los demás hagan lo que ellos quieran, no son míos, son libres, los quiero libres, no espero nada de ti, no espero que me devuelvas lo que yo he dado para que el premio yo ya l he obtenido del placer de darlo.

Yo estoy lleno porque yo me lleno de mí, porque me quiero, porque tengo amor propio me siento lleno, suficiente, me cuido, me priorizo, me abrazo y hago lo que hago porque me quiero y no espero que me devuelvas nada a cambio.

Y así es como me relaciono con socios, con amigos y con parejas, con todo el mundo, y al hacerlo algo cambia dentro de mí, siento una paz que nunca he experimentado antes.

Y si me traiciona un socio, yo sé quién soy, nadie quiere perder dinero, yo tampoco, pero si me ha traicionado, veré que hago y cómo lo gestiono, pero si lo pierdo todo, ¿qué importa?

Aprendo, quiero y vuelvo a empezar de nuevo con nuevos aprendizajes y oportunidades y lo mismo con una pareja con un amigo, yo los quiero, yo los trato con amor, yo hago lo que sale de mí desde el amor que me tengo a mí y lo que tú hagas es tu libertad, si tú traicionas tus compromisos, tu palabra, la confianza que yo tenía contigo, es tu libertad y lo respeto también.

Y con una relación afectiva igual, yo me relaciono con esa persona desde la no necesidad y desde el no interés, por qué me quiero, por qué estoy lleno, entro en la relación a dar, a sumar, a cooperar, a compartir mi plenitud, no entro en la relación porque necesito algo, no entro en la relación por interés, sino porque tengo cosas que aportar en la vida del otro , por qué tengo cosas que desde mi plenitud pueden hacer más rica la vida del otro, y si ese otro me traiciona o se va, ¿qué importa? Yo quiero su libertad y todo lo que he hecho lo he hecho por amor propio, por el placer de hacerlo, a cambio de nada.

Aprendo, quiero y vuelvo a empezar de nuevo con nuevos aprendizajes y oportunidades.

Seguramente cuando ocurren estas cosas, cuando una relación afectiva se va o un socio me traiciona me daré cuenta de muchas cosas, que los amigos y los socios tengo que escogerlos mejor , los tengo que escoger por las personas que son y no por los útiles que me sirven, no me quedaré en el envoltorio, en las apariencias sino en si son humanos llenos, en amor propio y que se mueven como yo, desde el amor y la plenitud, no voy a fijarme en el negocio ni con el físico o el dinero o la popularidad, sino en la persona que es.

Seguramente también gestionaré mejor la relación y el negocio desde el principio y no lo dejaré en manos de nadie más que en las mías , porque ahora sé, que mañana se puede comportar diferente, que puede marcharme, que me puede traicionar, ahora sé que es necesario que no ponga todos los huevos en la misma cesta y que es bueno distribuir el riesgo, ahora sé que lo que me mueve al construir una relación o al crear un negocio no es el dinero ni la comodidad que puedo ganar sino lo que puedo aportar, lo que puedo sumar, lo que puedo gozar en el proceso.

El juego no va de ganar o perder, va de crecer

Ahora sé que no va a mantener una relación indefinidamente ni de ganar dinero ni de tener un resultado sino de crecer yo desde mi esencia.

Ahora sé que las relaciones que inicie o el negocio que construya son sólo elexcusa para divertirme y para crecer , ahora sé que no va de mirar fuera sino de mirar dentro, y al hacer todo esto de esta nueva manera que he aprendido a causa de decepciones previas, curiosamente las relaciones me van mejor y los negocios también y si no es así, ¿qué importa? ¿Y lo divertido que es vivir así sin más expectativas que ser tú, que vivir en amor propio, con pasión, dando, aportando, creando, construyendo y permitiendo que el otro se exprese libremente en todo momento?

Si tengo una relación humana o un negocio y el amigo o pareja o el socio me traiciona, reacciono, si, pero no me culpo ni me lamento, porque ahora sé que mi manera de vivir es entregar sin esperar nada a cambio, siento realmente que nadie me debe nada, yo entrego de corazón si me pisan es su problema .

Creer lo que crees es tu responsabilidad

Yo decido que a mí no me duele nadie, yo decido que a mí no me traiciona nadie, yo decido que es el otro que se traiciona a sí mismo y me quedo con esta historia que a mí me cuento y que a mí me vale. ¿Te vale a ti?

Aprender a dar sin condiciones ni esperar nada a cambio, yo me siento rico regalando , si tú no lo valoras es tu problema, no el mío.

Nos han enseñado a amar con condiciones , no amamos, condicionamos, te doy esto, pero espero eso otro a cambio y si no me devuelves lo que yo espero me vuelvo víctima, te culpo y me decepciono y padezco.

Me cuento historias que me valen, no perdí el tiempo, me entrego desde el día uno, da igual lo que haga el otro, yo vivo con amor sin esperar nada a cambio.

Si alguien me perjudica, yo creo que am y nadie me perjudica sino que se perjudica a sí mismo porque yo sé quien soy, reviso, reacciono, pero suelto el resultado de la vida.

Y en las relaciones de pareja que tanto te hacen sufrir te cuento algunas cosas que a mí me valen.

Quererte es liberar a los demás de tus expectativas

Nadie es tuyo , las promesas para mí no valen porque quien las hace en muchos casos se estaba engañando a sí mismo al hacerlas sin darse cuenta, si lo que debe cumplirse no lo hace desde el corazón ya mí no me valen, no las quiero, no quiero que alguien que me prometió no sé qué, ahora obligarle a cumplir.

Muchas veces una persona te promete algo porque no tiene amor propio y se miente a sí misma sin darse cuenta., y cuando rompen esta promesa no te traicionan, se traicionan, son dignos de compasión y no de tu sufrimiento, piensa que tú lo que quieres por ella es su paz y la paz está en la libertad y eso es lo que quieres por ti y por quien dices amar ¿verdad?

¿Qué es la fidelidad más que apegarte a una idea que quieres mantener hasta la muerte? Yo no quiero esto para mí, ni quiero para nadie, las personas evolucionamos , crecemos, a este crecimiento deberíamos mantenernos fieles, las demás fidelidades no me valen.

Yo ya no me aferro a ninguna idea, yo me abro, la apertura y la libertad me mantiene vivo, no me creo promesas vacías, ni compromisos realizados desde la ignorancia de normas y creencias que nos han pasado de padres a hijos a lo largo de los tiempos, yo ya no creo en contratos ni en juramentos porque todo esto no es amor, yo quiero a quien decido amar y si se van yo sigo amando.

Mi fidelidad es el amor propio y ese amor propio es que cuando se refleja en los demás es lo que llamamos amor, mi compromiso es amar y amo respetando mi libertad y la del otro, es por eso que a mí nunca puede dolerme el ejercicio de la libertad de la persona que quiero, porque es eso precisamente lo que quiero por ella, su libertad.

Mi vida no está en manos de nadie ni un segundo, te han maltratado, si, pero no fuiste víctima de nadie, mi esencia no la maltrataste, tener el control de qué haces con lo que te pasa te da todo tu poder.

Mi vida no está en tus manos ni un segundo, en mi historia nadie me maltrata, nadie me traiciona, cambia tu historia, mi última esencia no la tienes, nunca la has tenido, es mía.

Estoy en paz con lo que me pasa, lo que me pasa no lo controlo, pero si controlo que hago con lo que me pasa, ya no soy víctima de nada ni de nadie más.

Deja de buscar, deja de querer, fluir en tu esencia

Sufrir o no sufrir es sólo tu responsabilidad, te acercaste a alguien por interés, te asociaste por dinero, diste para esperar algo a cambio, y perdiste de vista lo que importa, que es tu amor propio.

No debes perdonarte tus errores, lo que te ha pasado es una lección, búscate una nueva pareja o amigo o socio que sea un buen humano, pero te puede traicionar, somos humanos, todos podemos ser diferentes mañana y ésta también es nuestra libertad y la de los demás, pero yo vuelvo a levantarme con mi nuevo doctorado, y la vida da vueltas, lo que más vale para tener una buena vida es relacionarse desde la libertad sin esperar nada a cambio.

Si me equivoco no pasa nada y como no pasa nada si pierdo, porque no vivo por resultados, puedo arriesgarme más, a mí me vale.

Si fracaso no pasa nada, es un doctorado, no quiero nada ni espero nada, a mí me vale.

Me cuento una historia que me empodere y así puedo arriesgar más y al arriesgar más me va mejor.

Nadie te rompe el corazón ni te traicionan, sólo tenías expectativas, sólo se rompen las expectativas, se rompen los apegos, el apego se rompe cuando te desapegas, duele, pero es el único camino y sueltas.

Nadie te rompe el corazón, yo he decidido que el amor no se rompe, te rompen las expectativas y el apego si te enganchas a alguien duele despegarte ¿verdad?

Amar sin expectativas en el presente, no quiero, prefiero.

En general somos muy débiles, si estuviéramos fuertes desde el amor propio no nos dolería nada de todo, nos ganan las creencias, la historia que nos contamos en vez de poner otra encima mejor para ti, nadie abusa de ti, nadie te maltrata, se maltratan ellos, cada uno tiene su historia, cada uno tiene su versión, no va de tener razón, va de tener paz, va de amarte, va de crecer, da igual, tú sabes si hiciste daño a alguien, tú sabes si pisaste a alguien o si simplemente actuaste desde tu libertad y de tu amor propio, te cargas tú, te levantas tú y lo resuelves tú.

No te creas nada, todo el mundo se miente y no lo sabe o te miente y lo sabe, sacarle poder, contarte una nueva historia y amarte, levántate.

Busca en tu paz interior, has venido a este mundo a disfrutar, explícate historias que te sirvan a ti,

Empodérate, lava tu cerebro, no dejes que tu ego te cuente una historia de víctima de culpa y de fracaso.

No aguantas nada, te deja tu mujer, pierdes tu trabajo y te hundes, son tonterías, quedarte ciego, paralítico, puedo entenderlo… y ni así.

Si hubiera una historia jodida, si estuvieras en el suelo del todo, lo que te haría es aplausos., no tienes nada que perder y todo que ganar.

Creerte víctima tiene jodido en el mundo, acepta de dónde partes, ama, amado, da igual lo que te digan y empieza por ahí, aprende a amarte, nada mejor que estar jodido para amarte así.

Yo sé quien soy, no me importa que digan de mí, yo no me siento pobre, yo me quiero, no puedes vivir viviendo pendiente de que el de delante te ame, te empoderes tú, te amas tú, te cuidas tú, te lo das tú, no es fácil, pero no es lo importante, ¿es difícil si, pero que más mujer?

psicoleg a vic maricarme

MariCarme M. Moliné

Soy Psicóloga Clínica, especializada en las conductas en el ámbito de la pareja. Me ha fascinado siempre la psicología porque me ha fascinado la mente humana, y cómo la psicología es la ciencia de la conducta y la conducta siempre se puede mejorar y reaprender, la esperanza de mejorar la vida de las personas es una experiencia apasionante e irrepetible.

Aquí tienes un nuevo post que te puede gustar

¿Quieres hablar?

Pide una consulta para aprender a dejar de sufrir

Deja un comentario

Concertar Visita
close slider

Cuéntame en qué puedo ayudarte