¿Cómo puedes desactivar los pensamientos que te hacen sufrir?

«Ningún más que tú puede darte la libertad

Lo que es, es
Únicamente sufrimos cuando creemos un pensamiento que no está de acuerdo
con lo que es.

Cuando la mente está perfectamente clara, lo que y es , es lo que
queremos»

Byron Katie

Cada vez que queremos que las cosas sean diferentes a lo que son, sufriremos.

Todo el sufrimiento que sentimos se origina en nuestras discusiones con lo que es.

Una cosa es lo que ocurre y si me peleo o no con eso que pasa solos depende de mí.

¿Qué te da más poder? :

«Ojalá no hubiera perdido mi trabajo» o» Perdí mi trabajo; ¿Qué soluciones inteligentes puedo encontrar ahora mismo? «

¿Qué te da más poder?

«Ojalá no me hubiera dejado mi pareja» o «Mi pareja me dejó; ¿Cómo puedo aprender yo a socializar mejor, a mejorar mis habilidades sociales y tomar acción para conocer alguna nueva posible pareja que sea más compatible con ¿quién realmente soy yo?»

¿Qué te da más poder?

«Mi hijo me amarga la vida» o «Tengo que mejorar la relación que tengo con mi hijo. ¿Qué puedo hacer yo para que entre mi hijo y yo nos podamos comunicar mejor?»

Hoy aprenderás a entender que lo que piensas que no debería haber sucedido, si debería haber sucedido y debería haber sucedido porque así fue y ningún pensamiento en el mundo puede cambiarlo, tú crees que discutir mentalmente con éste hecho, ¿te ayuda a ti en algo?

Solo depende de ti mejorar tu vida, pero si no puedes solo, ya sabes que un psicólogo puede ayudarte.

¿Cómo funciona tu mente?

Los pensamientos son fruto de nuestra mente, nuestra mente no puede parar de pensar y siempre está generando pensamientos, estos pensamientos no puedes controlarlos, pero si puedes cuestionarlos y aquí está la clave de todo.

Los pensamientos que generan una emoción de sufrimiento es debido a que la creencia base que origina este pensamiento es falsa, pero no sólo es bueno que llegues a esta conclusión sino que la sientas así desde tu más profundo ser y sólo así es cuando podrás desactivarte la creencia errónea que tenías que servía de base a esta emoción y entonces, cuando aparezca ese pensamiento tú ya no le darás la más mínima importancia, lo tendrás igual, pero como ya sabes que es falso, pasará por tu mente sin crearlo té sufrimiento.

Tienes que entender lo siguiente y eso es básico, el cuerpo te avisa a través del dolor y del sufrimiento de que algo no estás haciendo bien, que algo no es adecuado o que algo se falso, y así te permite que sobrevivas .

Algunos le llaman instinto, otros intuición pero en todo caso el cuerpo te avisa cuando algo no lo estás gestionando bien por tu supervivencia.

Si acercas una mano a una llama, el mismo calor hará en tu cuerpo que pares de acercar esta mano a la llama , te está avisando de un peligro y cuanto más le acerques el dolor que sentirás hará que la retires rápidamente, el cuerpo te está avisando a través del dolor que eso que haces no deberías hacerlo con el fin de sobrevivir.

En el ámbito mental el cuerpo funciona igualmente, cuando tú piensas algo que te hace sufrir, el cuerpo te está diciendo de alguna manera que eso que piensas no lo estás pensando bien, te está avisando a través del sufrimiento de que esa creencia de base que genera ese pensamiento que te lleva a una emoción de sufrimiento no es cierta.

Es muy interesante entender esto, cada vez que tu cuerpo siente dolor o padece emocionalmente te está avisando de que o estás llevando a cabo una conducta errónea o estás pensando algo que no es cierto.

Pero la gracia no sólo está en eso, la gracia es saber cómo hacer esto.

Cuando sabes que un pensamiento te hace sufrir, una vez comprendes que posiblemente es un pensamiento falso, cómo hacer para sentir realmente que ese pensamiento es falso y así desactivar su poder dentro de tu mente.

Esto lo entendió perfectamente la Byron Katie y elaboró un método sencillo y muy efectivo de cómo cuestionar los pensamientos que te hacían sufrir y poder desactivarlos, en el fondo la Byron Katie ha desarrollado un método donde puedes , si lo haces bien, reprogramar tu mente y eliminar creencias erróneas y falsas que te hacen sufrir por introducir nuevas creencias que te mantengan libre y feliz.

¿Por qué sabes que es verdad lo que piensas?

Recuerda que si un pensamiento te hace sufrir, es que en realidad esa creencia que sustenta ese pensamiento que al mismo tiempo genera una emoción de sufrimiento no es verdad.

Pero una cosa es saberlo y otra sentirlo, por eso debemos trabajar este pensamiento, cuestionarlo para sentir desde tu más íntimo ser que en el fondo no es verdad, y al saber que no es verdad , al igual que cuando te quitas una piedra de tu zapato, te dejará de hacer daño.

El pensamiento igual lo seguirás teniendo pero como sabrás que no es verdad, dejarás de creértelo y ya no hará daño, serán como esas nubes que pasan por el cielo, pasan y nada más.

Cada día pensamos así miles de veces:

Necesito que me ame, necesito que me trate bien, necesito ser mas guapo o más rico o más joven, debería ponerse en mi sitio , necesito que me haga caso, necesito saber que soy especial , no debería haber hecho lo que ha hecho, debería ser así, debería ser así, quiero que me elija, , necesito que no mire a nadie más, me pone de los nervios..

Cada vez que queremos que las cosas sean distintas de lo que son, ésta es la causa de nuestro sufrimiento.

Si quieres saber cuál es la causa de tu sufrimiento es que te estás peleando con lo que está ocurriendo.

Algo pasa y te peleas con ella o no, y sólo depende de ti.

La realidad te muestra lo que hay y yo estoy alineado con esa realidad o no, yo fluyo con la corriente o voy en su contra, en todos los casos quien decide que hacer es uno mismo.

Hacerte cargo de tus pensamientos.

Aceptar la realidad, fluir con la realidad, amar la realidad no significa quedarse con los brazos cruzados.

Mi parte de responsabilidad es hacerme cargo de mis pensamientos, ésta es mi parte, lo que el otro haga, lo que el otro piense, lo que el otro me quiera dar, como el otro me quiera tratar , lo que el otro haga o no haga por mí esto es su asunto, esto es su historia, esto es su responsabilidad y yo voy a mirar mi causa de sufrimiento.

Yo debo darme cuenta de que cada vez que me peleo con la realidad ésta es la causa por la que yo siento tristeza, rabia, miedo, ansiedad o decepción.

Es necesario que indaguemos estos pensamientos que nos causan estrés emocional, con el objetivo de desactivar este pensamiento que en realidad es falso y una vez entendido , yo asumiré mi responsabilidad si quiero quedarme o quiero irme.

Al creernos pensamientos que nos hacen sufrir nos desconectamos de nuestra naturaleza, nos desconectamos de esa parte tuya que te dice realmente que es lo que tú quieres en tu vida y debemos reconectar con ella para que esa parte te muestre el camino .

Si no indago mis pensamientos, lo que me hace irme o quedarme lo es el miedo o mi enfado, lo hago por la culpa o por la ira, estoy ciego y ciega mis emociones y no hemos permitido actuar bien frente a la realidad.

Las personas intensas y emocionales debemos trabajar por necesidad nuestros estados emocionales, porque nuestra tendencia será reaccionar cuando la realidad no se ajusta a nuestras expectativas y deseos, podemos estar centrados en las emociones y es realmente agotador.

La idea es indagar en nuestros pensamientos que nos duelen, que me estresan, no cuestionaremos nuestros pensamientos para justificar al otro, el otro hace lo que hace y es como es y ya está, pero yo tengo que mirar la causa de mi sufrimiento y ésta es mi responsabilidad y la verdad es que la causa de tu sufrimiento es cuando crees que las cosas deberían ser distintas a lo que son.

Vamos a ver qué pensamientos me hacen sufrir y ver cuáles son estos pensamientos que son diferentes de lo que es la realidad, es necesario investigarlos uno a uno.

The work de byron keaty

No creerse los pensamientos es no sufrir.

Estamos tan acostumbrados a sufrir y pensamos que sufrir es normal en el día a día.

Al relajar tu mente, experimentas paz.

Cuando te acostumbras a sufrir, cuando haces del sufrir un estilo de vida, entras en bucle y no sabes cómo salir, piensas algo que te hace sufrir, y de ahí vas a otra, y cada vez la bola se hace mayor y de ahí no sales, la mente se suele vivir así, tú te sueles vivir así y eres como un hámster dentro de su bola en una carrera sin fin.

Con the work no se trabaja con deducciones, ni con reflexiones ni con afirmaciones como «tengo falta de autoestima» sino con hechos muy concretos; este método te permite trabajar en hechos concretos a través de los cuales cuando desmontas el pensamiento de base te permite modificar la creencia de que lo sustenta.

Se trabaja con hechos muy concretos, el otro día me pasó esto , aquí si , aquí se puede trabajar ,

Se analiza el pensamiento que te hace sufrir, te sumerges en este hecho, cierras los ojos, experimentas la situación, lo que sientes ya partir de ahí, las 4 preguntas las 3 inversiones y se produce la magia.

Es la forma en que cambiar las creencias que sustentan los pensamientos que te hacen sufrir.

La clave es entender que cualquier pensamiento que te hace sufrir está basado en una creencia falsa que es necesario desmontar.

El cuerpo es sabio, al igual que cuando acercas la mano a una llama, el cuerpo a través del dolor te avisa de que éste no es el lugar donde poner la mano, del mismo modo cuando sufres el cuerpo te está avisando que esa creencia que sustenta ese pensamiento que te hace sufrir es falso también, el cuerpo te está avisando a través de la intuición, a través del instinto, de que esa creencia que te hace sufrir es falsa, pero hay que quitarla a la luz, es necesario cuestionarla, hay que entender y sentir su falsedad, sólo después se puede desactivar.

No podemos salir de nuestros bucles mentales porque hacemos reflexiones y en lugar de ir al muelle y cuestionar ese pensamiento que es falso, porque si fuera un pensamiento cierto no sufrirías.

Es tener claro que sufres porque te falta sabiduría, no es una cuestión de lo que te ocurre, es que sólo te falta la sabiduría para creerte sólo pensamientos que si son verdad.

Te crees historias que evitan que disfrutes de la vida y si una relación es un no, es un no y ya está , en realidad no es ningún problema, el problema es cuando una relación es un no y deberías soltarla y tú te empeñara en que sea un sí y te hartas de sufrir hasta el infinito.

En el fondo es siempre lo mismo, tú quieres que alguien te ame, que alguien te valore, que alguien te reconozca, que alguien te compre, que alguien te haga caso, que alguien haga algo que tú quieres que haga… aquí está el tema, y éste es un pensamiento totalmente falso y erróneo, y lo sabemos, el problema es que no sabemos cómo hacer que ese pensamiento falso nos deje de hacer sufrir, porque es necesario que no sólo lo entiendas sino que lo sientas a uno nivel más profundo, a un nivel donde están las creencias que los sustentan y por eso debes sentirlo ya través de the work es posible.

Hay que cambiar a un nivel muy profundo la creencia, «necesito que tú hagas algo que yo necesito que hagas » por «en realidad yo no necesito que hagas nada que no quieras hacer desde tu libertad» , lo único que quiero es ser libre, y al sentirme libre permitir y querré e impulsaré que el otro también lo sea, esto es lo que yo quiero realmente y lo que the work hemos permitido entender y sentir.

Y aquí, aquí y ahora si ves que desde la libertad encontrarás y vivirás experiencias increíbles, aquí y ahora eres consciente de que hay mucho que disfrutar, mucho que compartir, aquí y ahora sabes que nunca los demás harán lo que tú quieres pero sí que puedes vivir experiencias geniales con muchas personas que quieren lo mismo que tú.

La finalidad de "the work"

Indagamos los pensamientos que nos estresan, esos pensamientos que damos por supuesto que son normales.

Hasta que no te das cuenta de que estos pensamientos son lo que nos hacen sufrir, hasta que te das cuenta de que lo que duele es luchar contra la realidad, y desde la claridad, te das cuenta de que la realidad no sólo es más amable de la que tú te crees, sino que la empiezas a abrazar.

Una vez dejas de luchar contra la realidad, una vez la aceptas, una vez la quieres, una vez sientes que no quieres otra cosa que la realidad, una vez entiendes que no tiene porque ser diferente a lo que es para ti poder ser plenamente feliz, te das cuenta de que en vez de ocuparte de ti lo que estabas haciendo era ocuparte de lo que el otro debería hacer .

Te cabreas, te enfadas y cómo la culpa acompaña a la ira vas entrando en un bucle sin fin y sigues sin ocuparte de lo que te pasa realmente .

Atreverte a escuchar realmente lo que quieres, lo que deseas, atreverte a pedir lo que quieres o poner límites, es el inicio del proceso, porque si uno tiene derecho a poner límites ya pedir lo que necesita debería saber también desde dónde lo hace.

Darte cuenta cuál es la verdadera causa de tu sufrimiento cuando la realidad no es como tú quieres, es darte cuenta de que, lo que el otro hace no importa, lo que importa es la etiqueta que pongo yo a lo que hace, la interpretación que le doy yo a lo que hace el otro, lo que hago yo cuando esa realidad que no quiero hemos golpeado.

Tengo que ocuparme de mis asuntos para no darle todo el poder al otro, dar el poder al otro es beber veneno , si das el poder al otro no hay opción de nada, sólo sufrir .

Es hora de ocuparte de tus asuntos y permitir que el otro se ocupe de los suyos, es hora de asumir tu responsabilidad de vida, es hora de ver tus pensamientos y darte cuenta porque estás sufriendo en realidad , es hora de darte paz y ver después cómo gestiono la realidad que se.

Tengo que ocuparme de mi paz porque nadie te la puede dar y menos al otro.

Debo invertir la interpretación que hago de la realidad para hacer de ella mi aliada y no mi enemiga. Se navegaron a favor del viento y no en su contra. Cuando sufres estás haciendo esto, navegar contra el viento.

¿Hace viento? Odio el viento.

¿Hace viento? Amo que haga viento, quiero que haga viento…

¿Puedo hacer yo con el viento para que hoy sea un buen día para mí?

Es necesario invertir la realidad que me estoy contando hacia mí, hacia el otro y lo opuesto.

¿Hace viento? Odio el viento
¿Hace viento? me odio a mí, porque odio mi incapacidad para disfrutar del viento.
¿Hace viento? Odio la vida porque no comprendo las bondades del viento
¿Hace viento? quiero el viento, ¡Quiero viento! Deseo el viento.

¿Hace viento? ¿Qué puedo hacer yo con el viento?

Otro pensamiento erróneo a cuestionar:

Necesito que el otro me ame
Necesito amarme (lo que te duele es mi propio abandono)
Necesito amarle para comprender que se libre y que tampoco puede escoger que oír.
No necesito que el otro me ame porque yo puedo ser feliz sin eso, mi felicidad es mi cosa.

No necesito que el otro me ame ( porque esta es la realidad, no necesito algo que no está pasando porque no está pasando, y lo que es, es lo único que existe, y eso que yo quiero no es real.

¿Dónde vives? ¿allá en el mundo de tus deseos y de las expectativas o aquí? en el mundo de la libertad y la autenticidad.

Y aquí es lo único que existe, ¿y cómo puedo necesitar otra cosa de lo que hay?

Y de aquí puedes ir a mil sitios mejores pero aquí y ahora esto es lo que hay, y nos peleamos todos en este dilema.

Hay que despertar a la realidad, lo que duele es el trato que yo me doy mientras espero que tú me des la paz que yo no soy capaz de darme y el trato que te doy mientras me estoy abandonando también te rechazo a ti … Ésta es la causa del sufrimiento.

En las inversiones hay que ser muy riguroso. No debe hacerse en el ámbito mental, no se pueden pasar a las inversiones si antes no investigamos el pensamiento.

No estamos condenados a sufrir.

Me ayudo a darme permiso a vivir ya no protegerme, si me foto una hostia, que es lo normal si quieres vivir una vida auténtica, siempre puedo curarme a través del the work .

La vida es enamorarse y desenamorarse, emprender cosas nuevas y equivocarse, mostrarse tal uno es y ser rechazado, esto es la vida porque al lado del desenamoramiento, al coste del fracaso, al lado del rechazo hay también todo lo que hace que la vida valga la piensa ser vivida.

¿Quieres perder todo esto simplemente porque no te sabes curar tú solo, una vez caigas?

Ensuciarse es vivir , hacerse daño es vivir, y aprender a curarse es permitir tener una buena vida.

The work te permite curarte tú solito cada vez que hayas tomado daño al vivir una buena vida.

Porque si me caigo después me puedo ocupar, y curarme, y si no sé que hay herramientas para curarme mi mente pensará que es mejor protegerse y no arriesgarse, en cambio si tengo herramientas puedo arriesgarme a vivir , arriesgarme a perder y levantarme para seguir viviendo , esto es la vida .

Miremos siempre la realidad, ¿el otro te responde o no?

No debes desprenderte de nada sino comprender lo que está pasando, lo que te hace sufrir no es que el otro te diga que no te quiere ver, lo que te hace sufrir es que no te acompañes a ti en este proceso , y que no te pelees contra el otro.

No nos ocupamos de lo que hacemos en estas situaciones, no nos ocupamos de lo que es nuestro asunto y nuestra responsabilidad y nos pasamos a vida en los asuntos de los demás y en los asuntos de la vida y mientras hacemos esto nos dejamos totalmente desprotegidos a nosotros mismos.


Tu sabiduría no es tuya es de la vida, no tengo que ocuparme de lo que hay que hacer, yo tengo que ocuparme de tener una mente clara, tener la mente clara y la sabiduría emerge desde aquí.

Queremos comprender racionalmente pero no debe comprenderse racionalmente, vivir, sentirse.

La realidad es neutra. Pensar bien es sentir esto, pensar bien es que haces tú con esta realidad neutra por ser cada día una mejor versión de ti, por tener cada día más paz, más disfrutar.

Vivir esto, no es pensar así, es vivir así.

si quieres vivir una buena vida, aprende a vivir.

¿Cuántas conexiones te pierdes por una primera mala impresión?

¿Cuántas conexiones te pierdes para que el primer día no conecte?

¿Cuántas conexiones te pierdes por las historias que te cuentas?

¿Cuántas conexiones para compartir te pierdes por las historias que nos contamos todos?, ¿por miedo?

¿ Qué cosas nos perdemos en la vida por miedo…?

Tener miedo es humano, no es fácil vivir, somos imperfectos y la vida es como es, pero en vez de luchar contra ella deberíamos amarla y ocuparnos en que hacer nosotros mismos con esa vida.

¿Qué es lo que es?

¿Quiero lo que es o me peleo con lo que es?

¿Qué es lo que puedo hacer con lo que es?

Es raro encontrar a una persona que no tenga miedo, pero el miedo está precisamente aquí para luchar contra ella porque al lado de este miedo está una buena vida que te perderás, por ese miedo ficticio, por esta historia que te cuentas falsa e irreal, si quieres vivir una buena vida aprende a vivir.

Vamos a hacer un caso práctico

Lo primero debemos identificar un pensamiento que debemos sufrir y sumergirse en un caso concreto donde este pensamiento se manifieste.

Hay muchos tipos de pensamientos que nos hacen sufrir por ejemplo, aquí tienes una muestra, pero este tipo de ejercicio es para que tú lo hagas de forma habitual en todos aquellos casos donde tú te des cuenta de que estás sufriendo y que este pensamiento amarga tu día a día.

La vida es precisamente vivir, y una buena vida es emprender cosas nuevas, es pasar por caminos desconocidos y relacionarte con personas que no conoces y es en ese transitar donde te sorprenderán situaciones que te harán sufrir.

La solución no es dejarlas de hacer, la solución no es dejar de vivir, la solución es vivir, es arriesgarte a vivir la vida que quieres vivir y cuando tropieces, cuando caigas, cuando la caigas, cuando te hagan mal sepas que hacer para sanar tus heridas, salir de ellas más fuerte, más sabio y seguir viviendo una vida apasionante y rica, el método de Byron lo permite.

Pensamientos muy habituales son los siguientes:


1- Necesito que me ame, que le guste, que me apruebe, que me reconozca…
2-La persona X me amarga la vida.
3-Soy un fracaso,

Siempre hemos de partir de un caso concreto, y meternos en la situación, imbuirnos de la situación donde viviste esa sensación de sufrimiento, deja que tu mente te muestre una persona, con la que has experimentado esa sensación, deja que la tu mente seleccione una situación muy concreta y ve allá donde experimentabas este sufrimiento…necesito que me ame, lo que más deseo es que me ame y no lo hace y sufro, deja que tu mente te muestre esta persona,

Ahora sigue conectado a este pensamiento, ¿cómo fue su actitud?, y siendo ese pensamiento, tienes que verte en un sitio, experimenta los detalles, que dice, dónde estás, que sientes, deja que tu mente te muestre esta situación y abre los ojos …

Debemos trabajar de manera específica, en un caso concreto, si generalizamos, si trabajamos con conceptos el método no funciona, recuerda que no se trata de saber sino de sentir, vamos a un nivel más profundo, no nos quedamos en la mente sino en el ser.

Tienes que saber que el tiempo no cura las cosas, adormece las emociones, pero curar no lo hace, a menos que mires tu dolor, tu sistema nervioso le llevará siempre encima, tenemos que volver a la situación en la que apareció todo para poder reparar esa experiencia que te marcó a fuego.

Analizaremos este pensamiento:
Necesito que me ame por yo, poder ser feliz.

Primera pregunta ¿Es verdad?

Hay que responder sí o no.

Si es no, sigue con la pregunta 3 .

¿Es verdad que necesitas que te quiera para ser tú feliz?

¿Qué pensamiento te hace sufrir? cierra los ojos y sitúate en tu situación.

Necesitaba que me quisiera, me pidió hablar conmigo y me dijo que no me amaba y que me dejaba.

Yo le pido que me ame porque necesito que me ame.

Cierra los ojos, nota el lugar donde te lo dices, siendo esto, ponte allí, necesitas que te quiera.

Recuerda que es necesario responder a esta pregunta desde una situación concreta, no se pueden trabajar los pensamientos desde un hecho general, es necesario encontrar una situación real, una situación que has vivido y sufrido y en ella centrarse totalmente.

segunda pregunta: ¿Tienes la absoluta certeza de que es verdad?

¿Puedes saber que es verdad con absoluta certeza? (Sí o no)

¿Tienes la absoluta certeza de que necesitas que te quiera para ser tú feliz?

Nota cómo te sientes, situado en el sitio cuando te dijo que ya no te ama

Tengo la voz entrecortada, tengo ganas de llorar.

¿Qué ocurre en tu cuerpo físico?

Me siento insegura, siento miedo.

Mira dónde viaja tu mente, ¿qué crees que va a pasar?

Creo que me voy a perder, me siento pequeña.

Nota el efecto al ver estas imágenes .

Me siento poco, me siento vacía.

Nota cómo te ves, que te dices, ¿cómo te tratas?.

Me enfado por sentirme así, y me enfado por estar con esa persona que me demuestra que no me quiere, noto que no me quiero, que no me valoro.

Nota dónde pones al otro.

Lo juzgo, siento rabia y odio hacia el otro.

tercera. Pregunta: ¿Cómo reaccionas?, ¿qué pasa cuando te crees en este pensamiento?

Escucha tu voz cuando te dices en un momento concreto que ya no te ama, y siente que sientes en estos momentos, ¿siente lo que aflora, que sientes?

Siento pánico, siento miedo de no saber más de él, me siento una niña pequeña y desvalida, tiemblo, me cuesta respirar, siento taquicardia, se me seca la boca, quiero levantarme e irme, quiero huir , es muy doloroso sentir que ya no me ama quien yo quiero.

La idea es hacerte preguntas para que te sumerjas en esa creencia.

¿Qué sientes dentro de ti cuando el otro te dice que ya no te ama y tú crees firmemente que si no te ama, tú ya no podrás ser feliz?

¿Cómo reaccionas?

Me quedo sin palabras, me siento muy pequeña y con mi actitud desvalida le estoy implorando que me ame, para mí es un dios, creo que es muy superior a mí, creo que no estoy a su altura, creo es inalcanzable , necesito que me ame.

¿Qué te dices a ti?

Me digo que no sé hacerlo bien para que él sea feliz, me culpo, me desprecio, me juzgo…

Me digo que no valgo lo suficiente, que no soy suficiente mujer para él.

¿Qué sientes ahora de verdad?

Pero ahora me doy cuenta de que soy yo quien me lo digo, el no me lo dice.

Me doy cuenta de que mi mente viaja hacia el futuro, si no me ama quién me amará?, si él no me ama, no me amará nadie, se me acaba el mundo sin él, siento pánico y desesperación.

Cuando lo miras, ¿qué es lo que te hace sentir ese pensamiento?

No estoy en mi asunto, estoy en el suyo, es como que me he borrado a mí misma, estoy enfocada en lo que quiero que haga el otro, me estoy desocupando de mí, he sacado todo mi poder, hemos siento incapaz de asumir la responsabilidad de mi vida y dejo todo el poder de mi vida en otra persona.

Me doy cuenta de que mi historia, la historia que me estoy contando, la historia que quiero, es la historia que necesito que me ame para poder ser yo feliz.

¿Cómo te sientes el tuyo en ese momento?

Escucho sus palabras y me desespero, me hundió en la más absoluta de las oscuridades, realmente tengo la absoluta certeza de que si el no me quiere nunca más podré ser feliz.

Cuarta pregunta: ¿Quién serías tú sin ese pensamiento?

¿Cómo te sentirías sin el pensamiento que necesitas que el otro te quiera para ser feliz?

Aquí debemos seguir indagando en lo que tú sientes en una situación concreta.

Tienes que sumergirte en una situación real en la que el otro te dice que no te ama donde tú sientas exactamente lo que sentiste en ese momento, tienes que viajar a ese momento y rememorarlo.

¡Nota tu respiración , y situado en ese mismo momento pero sin este pensamiento! Si no me ama, nunca podré ser feliz.

Me siento bien, comprendo que el amor es libertad, comprendo que el otro tiene derecho a sentir lo que siente, entiendo incluso que nadie debe forzar lo que no siente, comprendo que lo que uno siente tampoco se puede escoger, valoro todo lo que tengo y también entiendo que no necesito a nadie para ser feliz, entiendo que he exagerado el problema si lo comparo con los problemas reales del mundo, entiendo que yo lo tengo todo dentro de mí para ser feliz, entiendo que sólo necesito la comida y el agua del día para ser feliz y que el resto son auténticas nimiedades, entiendo que en el fondo tener o no pareja es una nimiedad mas absolutamente innecesaria por mi felicidad real, veo que tengo mucho más fuerza y poder de lo que pensaba, siento que nada me impide ser plenamente feliz por mí misma sin pareja o con otra pareja, sé que hay muchas personas que han perdido a una pareja y han sido muy felices con otra, sé que mucha gente que no tiene pareja es feliz sin, la verdad es que mucha gente que vive sin pareja es muy f elizo y mucha gente que tenía una pareja y la perdió, ahora es más feliz con otra pareja mejor, conecto con el amor que siento por él y me permite ser generosa, porque ahora también me pongo en su sitio y sé que él también está sufriendo y que debe ser auténtico con lo que siente, sé que no debe fingir y sé que uno siente lo que siente y no puede evitar ni forzarse a sentir otra cosa y también agradezco su sinceridad, ésta sinceridad me permite hacer frente a la realidad ya partir de ella poder construirme una buena vida real y auténtica.

Sin ese pensamiento estaría más tranquilo.

La realidad es que sufro cuando el otro me dice que ya no me ama.

¿Pero cómo sería esta la realidad sin tener ese pensamiento necesito que él me quiera?

Ahora me doy cuenta de que debería trabajar más en mi vida, ahora me doy cuenta de que soy muy dependiente del exterior, ahora me doy cuenta de que estoy en manos de otras personas y esto me hace débil, si tuviera el control de mi vida, si tuviera la felicidad de mi vida en mis manos me sentiría más fuerte, ahora me doy cuenta de que necesito trabajarme más, aceptarme más, valorarme más, creer más conmigo, mejorar la relación que tengo conmigo, ahora veo que necesito aprender más.

¿Cómo sería ese camino por tu vida sin ese pensamiento necesito que él me ame?

Cuando noto ese vacío, es en realidad miedo a asumir la responsabilidad sobre mi vida, es en realidad miedo a sentirme incapaz a crear relaciones con nuevas personas que sean buenas para mí, esa tristeza que siento es sentirme incapaz de hacerme cargo de mi vida .

Mírate en tu vida sabiendo que estas imágenes que ves, esta historia que te cuentas no son reales, ¿cómo sería vivir tu vida sin contarte esta historia , necesito que me ame para poder ser feliz?

Ahora me doy cuenta de que esta misma realidad cuando pongo en duda mi pensamiento veo que la realidad es mucho más amable, siento que ya no estoy ya desesperada, me estoy dando cuenta de que no es el hecho de que el otro me diga que no me ‘ama lo que hemos hecho sufrir sino mi incapacidad para hacerme cargo de mi vida, mi incapacidad para aprender a gestionar mi vida en soledad, mi incapacidad para saber crear nuevas relaciones más ricas y más sanas, mi incapacidad para vivir por mí mismo.

Después de las cuatro preguntas debo hacer las tres inversiones

Invierte el pensamiento y después encuentra tres ejemplos específicos y genuinos que demuestran cómo esta inversión es verdad para ti en esta situación.

Primera inversión: (Hacia mí),

de "necesito que me ame para ser feliz" invierto en "necesito amarme para ser feliz".

Necesito quererme para ser feliz».

Necesito cuidarme, necesito apagar esos pensamientos tóxicos que me desconectan de mis capacidades.

Me creo mi película sobre lo que me estoy diciendo, cuando lo que me está diciendo en realidad en nada afecta a mi felicidad, es más sí que me afecta pero es por bien, lo que me está diciendo es su verdad, lo que me está diciendo es lo que siente, lo que me está diciendo es que no es feliz conmigo, esa es la realidad, y la realidad es que yo nunca podría ser feliz con alguien que no es feliz conmigo, porque me acabaría contagiando su infelicidad y al final los dos estaríamos mal.

El problema no es que el otro ya no me ame, ¿el problema es como yo me puedo apoyar? ¿Qué puedo hacer yo frente a esta realidad?

Ahora sé cuál es mi realidad, él no me quiere, pero en vez de querer luchar contra esta realidad, que es la que es, que no puedo cambiarla, que es la verdad del otro, que el otro tampoco puede cambiarla sin alterar su esencia, su forma de ser, el problema real es que no acepto la realidad, el problema real es que no estoy amando lo que es, el problema real es que estoy luchando contra la realidad y es por esta razón y no porque el otro ya no me ama que estoy sufriendo.

Si amas lo que es, ¿dejaría de luchar contra la realidad y la empezaría a amar, no es que tenga que estar contenta para que el otro ya no me ame, pero cuando ha pasado, de verdad ayuda a discutir mentalmente con esto? Ahora sé que no tiene ningún sentido, y sin embargo, lo hacemos porque no sabemos cómo dejar de hacerlo.

Discutir con la realidad duele, ahora lo sé, porque cuando lo hago siento tensión y frustración y no me siento natural ni equilibrado.

A partir de ahí decido que puedo hacer yo partiendo de esta realidad que él no me ama y ahora me doy cuenta de que tengo infinitas posibilidades de hacer con esto una vida mejor para mí.

Si me quiero a mí, no necesito que el otro me ame para ser feliz, de acuerdo en que me gustaría que me quisiera pero ahora sé que ya no lo necesito para yo estar bien, primero porque yo sabré darlo me lo que necesito, segundo porque sabré encontrar a otras personas con las que podré si quiero tener una relación mejor y además ahora sé que sólo puedes amar si te quieres, ahora me doy cuenta de que sólo puedes amar si no necesitas, porque si necesitas fuerzas en el otro con la pena y la culpa y acabas convirtiendo lo que crees que es amor en una cárcel por los dos.

Al amarme supero la situación y supero el victimismo y en cambio de dejar todo en las manos del otro, en cambio de dejar al otro el papel de verdugo o de salvador de mi vida, asumo la responsabilidad de la mi vida en mí mismo y me llamo, ¿cómo puedo amarme en este momento? ¿Qué significa para mí amarme en ese momento?

Es pararme y darme cuenta de que no voy a caer, no voy a perder , es darme cuenta de que puedo acompañarme, con una mente clara puedo darme lo que necesito en este momento sin pelearme con la realidad .

Segunda Inversión (Hacia el otro)

de "necesito que me ame para ser yo feliz Invierto en "Necesito amarle para poder ser yo feliz".

Si lo quiero, lo comprendo, si lo quiero quiero que sea feliz y si no es feliz amándome, lo que yo quiero es que no me ame y así pueda ser feliz.

Si lo quiero no lo culpo, si quiero quiero (en la anterior inversión) no me culpo, simplemente acepto lo que es, quiero lo que es, quiero lo que es y si lo que es, es que no me’ ama, ver que puedo hacer con esto para poder ser plenamente feliz, por no culparle, por no usarlo como excusa para evitar que yo haga mi trabajo, para que yo asuma la responsabilidad de mi vida, para que yo entienda y comprenda que la responsabilidad de hacerme feliz es sólo mía y que la responsabilidad del otro es hacerse feliz a él, si yo no le facilito esto, no le estoy amando a él ni me estoy amando a mí .

Necesito aceptar que no debe darme la mano, necesito amarle porque si no lo hago, no podré apoyarme en mí y poder dejar que el otro sea una muleta para mí y yo un peso para el otro.

Si lo quiero y no lo culpo, si me quiero y no me culpo entiendo que ni yo ni él podemos escoger lo que sentimos, lo que queremos, lo que somos.

Si la quiero, si quiero y no culpo a nadie puedo comprender que no podemos escoger por quien nos podemos sentir nutridos, por quien nos sentimos atraídos y dónde podemos estar bien y dónde no.

Si lo quiero y no lo culpo, si me quiero y no me culpo entiendo que la realidad es la que es y que está bien que así sea.

Porque ahora entiendo que la vida siempre nos da lo que necesitamos para poder aprender y evolucionar y ahora si la vida, si la realidad nos ofrece esa experiencia, es una experiencia que deberíamos abrazar y agradecer y de ella aprender si esa realidad nos hace sufrir, aprender a no sufrir, aprender a aceptarla y darte cuenta qué carencias tienes tú para aprovecharla para hacer de tu vida una vida mejor.

Con el tiempo , te das cuenta de que cuando aquella persona te dijo que ya no te amaba, te permitió avanzar en tu vida, te permitió aprender más de ti, te permitió adquirir nuevas habilidades y aprendizajes ya través de ellos teha permitido vivir una mejor vida que si te hubieras quedado en una relación triste, falsa y vacía.

Tercera Inversión (lo contrario)

de "necesito que me ame por yo poder ser feliz", Invierto en "No necesito que me ame para poder ser yo feliz".

No necesito que me ame para poder ser feliz,

No necesito que me ame para poder ser feliz, porque para ser feliz ya me tengo a mí, esa es mi responsabilidad, yo voy por la vida desde mi abundancia, yo doy y quiero cambio de nada, yo entro en las vidas de los demás a sumar, a potenciar en los demás su esencia, a dar alegría y buenas sensaciones sin esperar nada a cambio, esa es mi manera de vivir, lo único que quiero es que el otro mejore su vida gracias a la mía, sólo quiero al otro libre por ser , para sentir y hacer aquello por lo que realmente ha sido llamado a ser.

No necesito que alguna persona en concreto me ame para poder ser feliz, porque también sé que no puedo conectar con todo el mundo, ahora sé que la vida es un cambio permanente, ahora sé que la vida es lo que es y esto es lo que quiero , quiero lo que es, y si alguien me dice que no me ama, es bueno que sea así, porque permitirá al otro liberarse de una relación que no le suma a su vida y me permitirá a mí salir de una relación que tampoco sería buena para mí si yo no sumo en la vida del otro, es más, yo no quiero estar en la vida de alguien que no le sume, que ni lo potencie, va en realidad en contra mis principios básicos de vida, no quiero ser un lastre en la vida de nadie y porque conmigo me basta, si me tengo a mí, sé que es suficiente para poder ser plenamente feliz.

No necesito que alguna persona en concreto me ame para poder ser feliz, ahora sé que las únicas relaciones que funcionan son aquellas en las que los dos se sienten nutridos desde la autenticidad mutua y que esto no es fruto de la voluntad de nadie sino de la esencia de ambos.

Nada puedo hacer yo para que alguien me guste o me deje de agradar, la intuición y la esencia es la que manda, nada puede hacer ni debería hacer la razón y aquí nadie tiene demasiado control, lo que si podemos hacer es alejar -nos de donde no nos sentimos bien, del mismo modo que hay alimentos que son buenos para otros pero para nosotros no se nos ponen bien, con las relaciones ocurre lo mismo, incluso ocurre que antes había alimentos que te’ gustaban y se te ponían bien, y ahora no, es entender el hecho de fluir de la vida y dejar de ver o comer aquellos alimentos que no te nutren, que no te alimentan, que no digieres bien, lo mismo ocurre con las relaciones y nada puedes hacer, simplemente dejar de comerlas e investigar otros alimentos que si te son nutritivos y buenos para tu cuerpo actual.

Ahora sé que el problema no es que algún alimento te deje de agradar o de ponerse bien en tu cuerpo sino que de lo que se trata es de encontrar otros alimentos que si armonizan con lo que tú eres ahora y aquí, éste es el camino, dejar alimentos que no te nutren ni te sienten bien y ser capaz de encontrar otros alimentos que si te nutren.

No necesito que me ame para poder ser feliz, es más, no sólo no necesito que me ame para poder ser feliz, sino que no quiero que me ame si no quiere amarme o no me puede amar ya.

El otro me dice que ya no me ama , pero yo no necesito que me ame si no quiere o no puede, es más, necesito que no me ame porque yo no quiero que me quieran así.

Si me dice que ya no está enamorado de mí, ¡no es ningún problema! Sólo puedo desearle mucha suerte y decirle adiós desde mi paz y felicidad de que nunca nada ni nadie es capaz de tomármela.

Yo quiero a alguien que quiera estar conmigo, yo no quiero estar con alguien que no quiere estar conmigo , esto no lo quiero ni por mí ni por nadie, es por eso que no sólo no necesito que me ame sino que necesito que no me ame, necesito que se vaya, necesito que haga su vida y siga su camino y así yo podré seguir con el mío.

Yo no quiero a nadie que no quiera estar conmigo, por eso está bien lo que está pasando, porque me hace ver lo que yo quiero para mí, yo quiero una relación libre, auténtica y que sea real, y eso que me dice me permite detener y salir de una relación que no era real, yo quiero una relación real y esto no lo era.

El hecho de poder salir lo antes posible de una relación que no es real ni auténtica me permitirá la posibilidad de reencontrar o iniciar relaciones que si son reales y auténticas y nutritivas.

Ahora soy yo quien te contesto a tu «ya no te quiero», por un «que bien que ya no estés enamorado de mí» como lo gestionamos, ¿explícame? ¿Qué hacemos ahora? ¿Cómo quieres que acabemos con esa relación que no es verdad para que los dos podamos seguir con una vida real, cierta y feliz?

Una mente clara no se engancha a un pasado y recuerda y lamenta lo que no ha sido, lo que no es, todo el sufrimiento viene de luchar contra la realidad, viene de no amar lo que es, viene de creer unos pensamientos que son falsos.

Todo está en tu memoria, todo está en las historias que te estás contando que no son ciertas, hasta que desmontas esa falsedad y te das cuenta de que sufres por un pensamiento que no es verdad, tu mente creía que necesitas que te ame por ti poder ser feliz, pero hasta que de verdad puedas decir, que bien, gracias por ser honesto, por decirme que no estás enamorado de mí, que bien, yo no quiero a alguien así en mi vida, genial que me lo digas, ahora quiero que me vayas y yo seguiré siendo feliz con mi vida, y seguiré haciendo cosas para hacer de mi vida un lugar de paz, felicidad y autenticidad.

No hay ninguna necesidad de sufrir aquí. Ahora cuando has cuestionado ese pensamiento que tanto te hacía sufrir y has visto que no era cierto, te das cuenta por fin de que este hecho no debe causarte ningún sufrimiento.

No estoy creyendo el pensamiento que tú debes amar por yo poder ser feliz.

Yo me ocupo de mis pensamientos y gestiono y me ocupo, sin paralizarme por lo que no es, me ocupo, yo no quiero que me ames si tú no me quieres, yo no quiero estar con alguien que no me ama.

Si no me creo que yo quiero que me ame y lo cambio por el yo no quiero que se quede si no me ama ,no hay sufrimiento, dejas el pasado, dejas lo que no es y te ocupas en seguir con tu vida y en crear en ella cosas buenas, incluso otras relaciones que sí te quieran, actuar de esta forma evita que te quedes en tu cueva lamiéndote las heridas de lo que no es.

Aprendes a vivir, aprendes a perder, aprendes a soltar lo que no es para ti, aprendes a levantarte de nuevo y te permite seguir arriesgando y viviendo nuevas experiencias.

No necesito que me ame, lo que en realidad necesito es que no me ame sino me ama.

Otros pensamientos típicos que te hacen sufrir y que son igualmente falsos en cuanto los cuestiones.

Necesito que él/ella sea feliz por poder ser yo feliz.

Primera Inversión:

Necesito ser feliz por mí mismo, da igual lo que ella decida hacer con su vida.

Soy un dependiente, dependo de lo que haga otro para poder ser yo feliz, estoy en los asuntos del otro y no me ocupo de mis asuntos, nadie lo hace sino lo hago yo, aprender a ser feliz por ti mismo sin depender de lo que hagan los demás es el reto y la lección que debes aprender, amarte, priorizarte, centrarme en ti, decir no, etc.

Segunda Inversión:

Necesito dejar que él/ella se haga cargo de su vida.

Necesito permitir que el otro se haga cargo de su vida y no interferir en su propio proceso de crecimiento y evolución.

Necesito entender que el sufrimiento es necesario si aprendes de él para evolucionar y aprender a ser feliz por uno mismo y con ese pensamiento lo que hago es interferir y evitar lo mismo que quiero proteger.

Nadie puede hacer feliz a nadie, sólo uno se puede hacer feliz a uno mismo, sólo uno se puede hacer cargo de su propia vida, sólo uno puede aprender de sus propios errores y adversidades, ser feliz es un aprendizaje que requiere sufrimiento previo, aprender lecciones que no sabes, dejar de culpar a los demás y evolucionar a través de la repetición y la perseverancia, si yo padezco si el otro no es feliz e interfiero estoy evitando esto qué quiero.

Tercera Inversión

No necesito que ella sea feliz ni quiero que sea feliz si ella no quiere, lo que quiero es que sea feliz si ella quiere y pone los medios.

Es ella quien debe decidir esto , qué soberbia estar en los asuntos del otro y decidir por ella, si ella quiere será feliz, depende de ella, ella tiene opciones y medios para serlo.

La libero de mis necesidades que la hacen dependiente de mí , dejo de interferir y permito que viva la vida que quiera vivir.

Ella puede ser feliz si ella quiere, de ella depende, sólo de ella depende, amar lo que es y hacer lo que quiera con lo que es o seguir luchando contra lo que es.

De ella depende amar lo que es y ocuparse de sus asuntos o seguir en los asuntos del otro y peleándose con lo que es.

De ella depende buscarse una nueva pareja mejor y pagar el precio del rechazo y decir no o vivir sola y bien.

No necesito que ella sea feliz ni quiero que sea feliz si ella no lo quiere, permito que sea libre, yo no puedo saber lo que ella quiere y necesita. Qué prepotencia.

Yo no necesito ni quiero que sea feliz, yo lo que quiero es que sea lo que ella quiera ser, tiene opciones para ser feliz pero de ella depende y yo no interferiré, es su elección y su libertad, ella es la única que puede hacerse cargo de su vida.

Hacerse cargo de su vida es su asunto, qué arrogancia y qué dependencia mía si lo veo distinto.

No necesito que ella sea feliz por yo ser feliz, es más quiero que sea infeliz si esto es su decisión, yo seré feliz al verla libre, verla sufrir y evolucionar a través del sufrimiento.

Necesito una pareja para ser feliz.

Primera Inversión:
Me necesito a mí para ser feliz.

Necesito apasionarme en proyectos que m ilusionen y no en personas. Necesito creer en mí, necesito confiar en mí, necesito sentirme suficiente para hacerme cargo de mi vida y de mi paz.

Segunda Inversión

¿Mi hipotética pareja podría ser feliz con alguien como yo? ¿Puedo hacer feliz a una pareja tal y como soy yo?

¿Sirvo yo como pareja? ¿Tengo tiempo disponible? ¿Puedo aportar cosas buenas al otro? ¿Me aburre estar en pareja? ¿Soy flexible? ¿Soy de fácil convivir? ¿Me adapto a la vida familiar? ¿Me gusta la vida familiar? ¿Sé sacrificarme y sumar? ¿Tengo paciencia? ¿Sé ceder? ¿Tengo capacidad? ¿Me gusta el compromiso? ¿O resulta que me gusta ir a mi bola, me gusta variar de parejas o me agobia y me aburro? ¿Creo de verdad que yo pueda hacer feliz a una pareja? ¿Me gusta la logística que supone una pareja? ¿Me adapto a los horarios, colaboro en tiempo y dinero a que la comunidad funcione bien? ¿O soy individualista, maniático, independiente, avaro y anárquico?

Tercera inversión

No necesito una pareja para ser feliz y menos una que no potencie mi esencia, es más , no quiero una pareja si no me hace feliz desde mi esencia.

Por eso tengo que ser selectivo y ser consciente de que no la encontraré en la primera, soy consciente de que la mayoría de personas que conozcan serán un no y debo ser capaz de decirles que no, como también yo seré un no por la mayoría de ellas, éste es el juego y esa es la magia.

No en todas partes encajaré y tengo que encontrar mi sitio donde pueda sumar y no sufrir.

Si necesito una pareja para ser feliz, no voy a seleccionar bien, diré que si muy rápido y es fácil equivocarme.

No quiero una pareja que me asfixie, que me necesite, que me exija, que me encarcele, que no me deje fluir, que me haga sentir culpable, verdugo, que no me escuche, que no hable, con quien no me pueda comunicar bien desde mi autenticidad.

No quiero una pareja que me aburra y que no sume a mi vida, ni quiero una pareja que me distraiga de mis proyectos.

No necesito una pareja porque si la necesito no estaré dispuesto a perderla y debemos renunciar a mi esencia y acabaré sumergido en una relación tóxica de dependencia emocional.

Yo no necesito una pareja para ser feliz, es mas no quiero cualquier pareja, sólo quiero un determinado tipo de pareja porque el resto me harían sentir profundamente infeliz.

Mi madre me amarga la vida

Primera inversión:

Yo me amargo la vida a mí mismo.
Porque explico a mi madre cosas que no tengo que explicarle por qué no puede entenderlas, yo me amargo la vida porque no mantengo las distancias de seguridad adecuada.

Al igual que haría con un tigre, ella es igual de peligrosa, si me muerde es cosa mía.

Segunda inversión

Yo amargo la vida a mi madre.

Le explico cosas que no tengo que explicarle porque no puede entenderlas de ninguna de las maneras, son maneras de pensar muy diferentes, creencias muy diferentes, edades muy diferentes, mundos muy diferentes.

Tercera inversión

Mi madre no me amarga la vida

Porque nadie puede amargarme la vida sólo yo puedo, eso si, mantener las distancias adecuadas y no decirle según qué cosas que sé no puede entender, eso sí depende de mí.

La vida es lo que ocurre mientras tú estás perdido y escondido dentro de tus pensamientos falsos y pequeños

Creer un pensamiento que te hace sufrir es sufrir por un pensamiento que es falso, cuando desmontas el pensamiento y te das cuenta porque así lo puedes sentir ( y no sólo comprender racionalmente) , que es falso es cuando puedes cambiar las creencias que lo sustentan, y es aquí cuando dejas de creer esos pensamientos que aparecen en tu mente, y al no creerlos , aunque aparezcan dejan de hacerte daño.

No sólo no necesito que me ame sino que necesito que no me ame para tener la oportunidad de que yo me ame, que yo me cuide, que yo me apoye y pueda empoderarme en esta situación , no necesito que nadie me dé la mano para poder vivir mi vida en plenitud.

Te permite ser consciente de tu patrón de funcionamiento, te das cuenta de tus miedos, de tus creencias erróneas, todo esto te da la sensibilidad por conocer cómo reaccionas cuando te crees tus pensamientos y también te das cuenta cómo estás en el pensamiento y no en la realidad y te permite ser consciente y poder salir de ella.

Nos pasamos la vida en el mundo de los pensamientos, en el mundo de las historias que nos estamos contando y nos perdemos la auténtica vida, la vida que ocurre en la realidad que es mucho más amable que la que te cuentas en tus historias .

Aprender a vivir historias reales y ciertas nos permite empoderarnos y dejar de ser una hoja al viento de los demás y de una realidad que de saber gestionarla adecuadamente sólo es una fuente de placer permanente.

¿Hace viento? ¡Genial!!!
¿Qué puedo hacer yo con el viento? Esta es la pregunta que debes hacerte siempre… Que puedes hacer tú con el viento para hacer hoy y aquí una experiencia inolvidable. Y si no te lo crees pregunta a todos los que hacen windsurf . ¿Qué hacen ellos con el viento? Eso es lo que tú puedes hacer con la vida, con tu vida… ¡ sufear por ella! ! de ti depende!!

¡Gracias por tu confianza, espero haberte ayudado! Y si quieres seguir leyendo contenidos, aquí tienes otro post que también puede serte de utilidad.

Deja un comentario

Concertar Visita
close slider

Cuéntame en qué puedo ayudarte