Cómo deshacerse del apego emocional

¿Tienes "apego"? ¿Crees que alguien o algo ajeno a ti es tu felicidad?

El apego es el hecho de creer que alguna persona o algo ajeno a ti es tu felicidad y sin esto no puedes estar bien.

Creer que alguna persona o algo ajeno a ti es tu felicidad, es la trampa más grande que te has creído y que te hará sufrir. Es el «apego».

El apego emocional es una creencia que hemos interiorizado sin cuestionarla

Creer que la felicidad que quiero y necesito está en lo que hace, dice o piense otra persona

El apego emocional te hace sentir culpable.

Es creer que yo soy la felicidad del otro, y que, por tanto yo soy responsable de la felicidad del otro, es creer que sin mi cariño el otro no puede ser feliz.

El apego emocional anula tu esencia por un objetivo que crees más elevado

Me planteo que debo hacer yo, porque esa otra persona que valoro, haga lo que yo necesito que haga, y así, yo, por fin, seré feliz

El apego emocional te hace sufrir.

Como yo he interiorizado que soy el responsable de la felicidad del otro, me siento culpable y padezco si el otro no es feliz, y por no sufrir esa culpa, dejo de ser yo, renuncio a quien soy yo, para así facilitar la felicidad del otro.

El apego emocional es ser un esclavo con una cadena invisible

Si crees que tu felicidad está en manos de otro , si crees que la felicidad tiene nombre de cosa o persona, si crees que tu felicidad está en lo que dice, piensa o hace o deja de hacer otra persona o al poseer algo que desees, eres un esclavo .

Tu mundo interno está secuestrado y no por nadie ajeno a ti, está secuestrado por ti mismo, por tus creencias que ni son las tuyas ni las has cuestionado.

Pero tú me dirás, eso lo sé, ya sé que no puedo poner mi felicidad en unas manos que no son las mías, pero sin darte cuenta lo haces continuamente.

Es como una esclavitud invisible, no eres consciente de lo que haces, piensas que no lo haces pero lo estás haciendo continuamente sin darte cuenta.

A medida que te lo vaya contando ¿me dirás , ostras, ostras, ostras y yo que pensaba que era libre?

el apego afectivo es Creer que tu felicidad tiene un nombre de una persona.

Creer que otra persona es la causa de tu felicidad o infelicidad tiene muchos matices y debes estar atento a todos, hay que estar muy atento.

Creer que algo o alguien es tu felicidad funciona de la siguiente manera , quiero que entiendas todo el proceso:

Si son los demás los que me hacen feliz, necesito que estos otros me quieran y por eso, necesito ser una buena persona para estos otros, útil para estos otros, necesario para éstos, atractivo y deseable por estos otros, estimulando por estos otros y una vez estos otros me valoren por lo que hago o tengo y así cuando me quieran o me deseen o me necesiten o me valoren, por fin, yo seré feliz.

El apego amoroso es una de las variedades más habituales y más tóxicas.

Y está aquí en este intento por ser «estimable, deseable o útil» cuando te diluyes en un personaje que no eres tú, renuncias a tu auténtico tú, a tu esencia para agradar a otro , y aquí es cuando en un intento erróneo para ser feliz, abres la puerta a tu infelicidad de par en par .

El apego emocional a la pareja

Este es el proceso principal, poner la responsabilidad de tu felicidad en los demás pero esta creencia tiene también una creencia que se complementa igual o más tóxica que la anterior y que es la siguiente:

Si los demás tienen la responsabilidad de hacerme feliz, yo soy responsable de la felicidad de los demás, porque al igual que yo necesito la aprobación de los demás para ser feliz, los demás nunca podrán ser felices sin mi aprobación.

Asumir la responsabilidad de la felicidad de los demás, es una trampa donde tú solito has caído, pero que los demás te exigen continuamente, saber cómo cambiar tus creencias limitantes te puede ayudar a comprender la toxicidad del apego que en muchos casos confundimos por amor.

Asumir la responsabilidad de la felicidad de los demás te supone sentirse culpable si no lo logras, y para sentirte bien, te olvidas a menudo de ti, te olvidas de tus necesidades, dejas de priorizarte.

En caso de que pasen seis meses y no encuentres una solución por ti mismo, un psicólogo puede ayudarte.

Pequeño y Autoestima

ESTAMOS ADOCTRINADOS EN UNA CREENCIA ABSOLUTAMENTE FALSA PERO QUE INEXPLICABLEMENTE LA GENTE COMPRA.

Ya empezamos de pequeños asi.

Tu padre sabe y siente que la felicidad de su hijo está en sus manos porque su hijo es pequeño e indefenso y está bien que así sea.

Estas creencias iniciales necesarias no se paran nunca y las complicamos y alargamos entre generaciones, entre hermanos, entre hijos y padres, entre miembros de la pareja en un cúmulo de responsabilidades, exigencias y expectativas que rompe el equilibrio personal en mil trocitos.

Los hijos esperan que sus padres les den la felicidad de que ellos son incapaces de encontrar a ninguna parte

Y la misma expectativa la duplicamos en los hijos, en la pareja, en los amigos y nuestras relaciones.

Queda grabado a fuego en nuestro inconsciente colectivo que somos la felicidad de los demás y que los demás son la fuente de tu felicidad.

Ni siquiera nos hemos planteado que sólo uno mismo se puede dar felicidad a uno mismo y todos acabamos sufriendo porque ponemos el foco en el único sitio donde nunca encontraremos la paz que está hacia fuera.

afección emocional y psicología

¿Crees que otra persona es tu felicidad pero también crees que tú eres la felicidad de otra persona

Nos están empujando a creer que si no soy buena persona, si no soy útil, si no soy atrativo, si no soy etc., no me amarán y si no me quieren no voy a ser feliz.

Y si no soy buena persona para los demás no serán felices y si no son felices por mi culpa qué mala persona soy.

Pero… ¿y quién eres tú en realidad?

Este camino sólo nos lleva a olvidarnos de nosotros mismos, y nos olvidamos de nosotros, de lo que necesitamos realmente, de quiénes somos , de qué sentimos, de qué creemos.

Perdemos nuestra autenticidad, todo el mundo pierde su autenticidad y esto lleva a la perversión de las relaciones humanas y personales y así nos va:

Creer que el otro es tu felicidad nos lleva al «apego» , el » apego» nos lleva al sufrimiento y el sufrimiento nos lleva a la destrucción de lo único que tiene sentido, la paz, la alegría y el bienestar.

Nos han puesto en una ratonera de la que es muy difícil salir, a todos nos pasa, el trabajo es encontrar el camino de salida.

apego afectivo y dependencia emocional

Nada es mejor que creer que el otro es tu felicidad por sufrir y culpar y amargarte la vida.

Creer que los demás son los responsables de tu felicidad y por tanto yo soy el responsable de la felicidad de los demás es muy tóxico para todos.

Yo necesito a los demás y los demás me necesitan a mí y por eso tengo que ser bueno, no por mí, sino por el otro, debo conseguir la aprobación no de mí, sino del otro, y así me’ amarán y así por fin podré ser feliz.

Y a la inversa pero peor.

Soy el responsable de la felicidad del otro, como el otro es responsable de la mía, por tanto si no la valoro, no la admiro, no la deseo, no será feliz, y con el fin de no sentirme culpable y mala persona , antepongo la felicidad del otro a la mía.

apego emocional ansioso

DEL "OTRO ES TU FELICIDAD" A "NADIE TE PUEDE HACER FELIZ MAS QUE TÚ"

Debemos pasar de la creencia del "apego" a la creencia del "desapego".

De creer que la felicidad me la dan los demás a yo soy el único responsable de mi felicidad y los demás de su

Es hora de cambiar de dirección, es hora de hacer un nuevo camino, hasta ahora has ido hacia fuera y has sufrido, ahora, deberías haber visto ya que era un camino equivocado por los resultados que has vivido y probar nuevos senderos, es hora de encontrar la paz en el único sitio que está, dentro de ti.

cómo superar el apego emocional

el "apego" es el gran enemigo de tu autoestima.

Ver a una persona a nuestro lado sufriendo es triste pero este sufrimiento sólo puede resolverlo la persona que está sufriendo.

Si tú, para evitar que el otro sufra, renuncias a tu bienestar para favorecer el bienestar del otro, arreglarás nada y empeorará todo .

Estás potenciando en el otro que la creencia del «apego» es cierta .

Estás aliviando puntualmente un problema del otro, pero no estás ayudando en nada a que deje de mirar hacia fuera y empiece a mirar hacia adentro, le estás perpetuando en el otro su dependencia, no le estás ayudando.

Creer que tú eres la felicidad del otro te aleja de ti, tapa la voz que te dice lo que necesitas, te anulas, no te priorizas ni te cuidas.

Creer que los demás son tu felicidad tiene el mismo efecto, pero los personajes se intercambian.

De manera inconsciente sabes que el otro cree que su felicidad está en lo que tú hagas, digas o pienses y tú, con demasiada frecuencia, renuncias a tus valores y prioridades , por no sentirte culpable, saber que es la culpa en psicología puede ayudarte a comprender la inutilidad de esta conducta que creías correcto

Y cuando tú te sientes responsable de la felicidad del otro, cuando el otro no hace lo mismo en ti, te perturbas, culpas, tienes expectativas y sufres.

apego hacia la pareja

El apego destruye tu capacidad de amarte bien tu y de amar bien a los demás.

Si tú quieres a alguien porque lo necesitas para ser feliz tú, es imposible que ames bien a esa persona, porque necesitas algo de ella , lo manipularás y controlarás, inconscientemente si, con las mejores intenciones si, pero lo harás y otro sufrirá.

Amar es no necesitar que alguien te haga feliz ni sentir que tú eres responsable de la felicidad de ese otro, porque te atrapas, te acorralas, te corrompes y de paso corrompes la relación.

Tienes que encontrar lo que necesitas para ser feliz en tu interior.

Si no necesitas nada fuera , nada que haga nadie , no dependerás de nadie y si no dependes de nadie podrás querer bien.

Puedes compartir tu felicidad con alguien que también sabe creársela en su interior y aquí está la magia, eso es amar.

El «apego» te hace sufrir siempre:

Sufrimos cuando creemos que la felicidad que necesitamos es otra persona y no la tenemos.

Sufrimos cuando la tenemos porque sufrimos por miedo a perderlo.
.

afección emocional psicología

Todo lo que el apego te resta

El apego te hace sufrir porque haces lo imposible para que esta pareja soñada por fin te ame y en el camino te has maquillado, renunciado y diluido y una vez la tienes sufres por miedo a perderla.

El apego te hace sentir ansiedad y tensión, nos aferramos a personas, trabajos y cosas.

Te vuelves en una persona egocéntrica todo el día pensando en ti, en el tuyo, en lo que tú quieres, en lo que tú necesitas, en lo que tú deseas.

Te vuelves en un ser reactivo con aquellos que no hacen lo que tú quieres que hagan para que los controles y critiques.

Reaccionas frente a la realidad con frustración, te perturbas y culpas al otro o al mundo de tu infelicidad.

Te convierte en celoso y posesivo.

Te conviertes en controlador del otro.

No hay amor en tu relación, donde no hay libertad ni confianza no hay amor, sólo hay dependencia disfrazada de amor.

Tu argumento inconsciente es: tú me perteneces porque tu libertad pone en riesgo mi felicidad.

Te convierte en una persona sobreprotectora porque sabes que tu felicidad está en otras personas y las intentas encarcelar en una jaula de oro y genera el efecto contrario al que tú pretendes y alejas a las personas de tu lado.

El apego acorrala a la otra persona y la agobia.

Ser la causa de la felicidad de alguien es una carga muy pesada, no la deseo a nadie.

El "apego" acaba ahogando la relación y todos en ella.

El "apego" te convierte en dependiente y ansioso, te devuelve un dependiente emocional, mendigando, suplicando, manipulando con el victimismo, el miedo, la culpa

Nada es más opuesto al amor que el "apego".

El apego te convierte en miedoso y paranoico y por miedo a perder la fuente de tu felicidad acabas dejando de hacer cosas, acabas viendo peligros por todas partes, enemigos por todas partes, sufrimientos imaginarios por todas partes

Además "apego" más miedo.

Cuando crees firmemente que esa persona o cosa es imprescindible por tu felicidad dejas de confiar en ti mismo, y pierdes la esperanza en la vida.

El "apego" es el camino directo a la depresión ya la muerte en vida.

apego sentimental

es el momento de la felicidad es el momento del desapego

No puede haber amor donde sólo hay necesidad y dependencia.

El amor es libertad y autenticidad que lleve a la felicidad mutua, la necesidad es lo opuesto.

Es entender, es saber , es creer que nada ni nadie te puede dar la auténtica felicidad, que te quieran puede ser maravilloso pero no depende de esa estimación por ser tú feliz.

Es creer que puedo ser feliz contigo, pero puedo ser feliz sin ti.

Es sentir, me encanta estar contigo pero no eres mi felicidad.

Es decir quiero compartir mi vida contigo, pero no te necesito para ser feliz.

El apego emocional y sus síntomas

Si veo que cooperamos en una relación de crecimiento mutuo me encantará compartir mi vida contigo y seré feliz y si veo que no es así te diré adiós y tendré la certeza de que tanto tú como yo seremos felices igualmente.

La palabra amor ha sido la palabra más maltratada de la historia de la humanidad .

Si hay necestiado hay dependencia , te necesito para ser feliz y esto no es que no sea amor es lo opuesto al amor.

Hasta que no comprendas que nunca nadie te ha hecho sufrir ni te ha hecho feliz.

Hasta que no comprendas que no necesitas a nadie para ser feliz.

Hasta que no entiendas que no tienes que hacer nada para ser feliz.

No has entendido nada y seguirás sufriendo y potenciando el sufrimiento en tus relaciones.

Tienes que dejar de poner puertas al campo.

Liberado de necesidades y te liberarás de dependencias.

Cuando te liberes de dependencias llegará la libertad y en ella la autenticidad y con la autenticidad, la felicidad.

y si eres capaz de compartir la felicidad con alguien auténtico y libre como tú , aquí es donde se crea el amor que vale la pena ser vivido, lo demás son sucedáneos.


.

el apego a una persona

Tal como te tratas a ti mismo tratarás a los demás, tal y como te trates a ti te tratarán a los demás.

Cuando entiendes esto dejas de ser un ignorante.

Cuando entiendes esto dejas de tener creencias erróneas.

Dejas de tener miedo, dependencia y expectativas.

Eres libre, eres auténtico, eres feliz.

Da igual lo que hagan los demás, las expectativas ya no existen en tu paradigma mental, lo que hagan los demás no te afecta.

No necesitas que hagan nada especialmente que desarrollar su propia autenticidad.

Tú ya no necesitas a una persona o algo para ser feliz pero tampoco haces feliz a nadie, no puedes, aunque quisieras no puedes.

Ahora has entendido por fin que hacer feliz a otro es no interferir, es como mucho acompañar sin juzgar y aceptar su propio proceso de aprendizaje .

y ahora sabes que potenciar su dependencia, es potenciar sus creencias erróneas , es seguir en un cuento falso que no es cierto y que acaba diluyéndose en la auténtica realidad.

El apego patológico

¿Qué quieres ?

¿ Vivir una actuación o vivir una vida auténtica?

Deja de hacer teatro y vive una vida.

No se trata de ser buena persona porque así el otro me amará y así seré feliz, no hace falta, saltado este punto y ve directamente a la felicidad a través de la autenticidad y la libertad.

Nada libera tanto a los demás como a que tú seas libre y no tengan que ser responsables de tu felicidad.

Basta de buenas personas , lo que quiero son personas valientes, felices, autónomas y libres.

Nadie te da nada pero tú tampoco necesitas nada, tú no das nada pero tampoco nadie necesita nada tuyo.

Tienes que realizar un cambio en la dirección de tu mirada.

Deja de querer comprender a los demás, aprende a comprenderte a ti y comprendiéndote a ti comprenderás a los demás

Mira hacia dentro de ti y no hacia fuera.

Te hablarás diferente, porque piensas diferente y sobre todo aprenderás a tratarte a ti mismo con respeto y consideración, tal y como te tratas a ti tratarás a los demás y esto es un buen comienzo.


.

cómo liberarse de los apegos emocionales

¿QUIERES AMAR BIEN A LOS DEMÁS?

Empieza por aprender a amarte bien a ti mismo,

Si asumes tú la responsabilidad de tu vida dejas de cargar sobre los demás la responsabilidad de tu felicidad y esto ya es amar y mucho a los demás.

Empieza por tratarte bien a ti, priorizado a ti antes que a nadie.

No es empezar por uno mismo para acabar en uno mismo sino empezar en uno mismo pero no acabar en uno mismo.

Aprende a diferenciar el "querer del amar"

"querer, te quiero" nace de una carencia, nace de pensar en ti primero, va de fuera a dentro, necesito algo de ti y por eso te quiero, quiero obtener algo de ti y me lo darás a las buenas o en las malas ( manipulación, victimismo, etc.), todo muy sutil, todo muy camuflado de buenas intenciones pero destruye a las personas ya las relaciones que se basan en el "querer".

"Amar" es lo contrario a "querer", va de dentro afuera, te quiero, te respeto te acepto, no quiero nada de ti, sólo deseo tu libertad, tu autenticidad, porque sé que en quien reside la felicidad y si esta libertad te lleva a compartir tu vida conmigo, será genial y si te lleva a otro sitio será genial también, no quiero nada para mí de ti, porque no necesito nada de ti, sólo quiero para tú los que a ti te dé paz., amar así te llena, te hace feliz.

Es como liberar a un animalito salvaje en el bosque, es esa sensación , eres feliz porque lo ves correr feliz hacia su libertad,"

"Querer" es lo contrario, es coger este animalito salvaje y ponerlo en una jaula en tu casa para que te haga compañía, eso si, le dices que le quieres mucho y lo alimentas para que no se muera y le limpias viene la jaula, pero lo tienes esclavizado, prisionero esto es el "querer".

¿Es esto lo que tú quieres en tu vida?

el apego tóxico

¿Y cómo amar bien desde el desapego?

¿Qué amor podemos dar sino sabemos amarnos a nosotros mismos primero?

¿Qué amor podemos dar si no sabemos ser felices por nosotros mismos?

¿Qué amor podemos dar sino sé ni quién soy realmente, porque me he pasado la vida intentando agradar para que me quieran y así poder ser feliz?

Si no sé quién soy porque he preferido ser un personaje a aceptar a mi yo real, ¿si he preferido que me quieran por lo que no soy a vivir con la duda de si alguien me amará por lo que soy realmente o no?

Se hágalo de identificar el amor, porque detrás está siempre la felicidad.

Si no hay felicidad, no existe amor.

el apego emocional a la pareja

¿Qué sencillo, y sin embargo cuántos argumentos y justificaciones nos damos y damos por camuflar un amor que no es real?

Nos pasamos la vida deseando cosas que no tenemos y no entendemos que si no lo tienes es que no lo necesitas para ser feliz.

Si no eres feliz con lo que tienes ahora tampoco serás feliz cuando tengas lo que crees necesitar y que ahora no tienes.

Hasta que no entiendas que la felicidad no se trata de tener o no tener, sino de ser no has entendido nada.

La felicidad del tener, la felicidad de esa persona o esa cosa si la tengo sera feliz, no lleva a ninguna parte.

El «apego» nunca te llevará a la felicidad real, te anularás tú por crear un personaje que al otro le guste para que te ame y así tú poder ser feliz y en el camino te habrás perdido a ti.

Si el otro te ama sufrirás para no perderlo y si no te ama sufrirás porque lo necesitas para ser feliz.

Además le pasas al otro la responsabilidad sobre tu felicidad, responsabilidad demasiado grande para nadie.

Y como él se la crea se sentirá culpable si no te hace feliz y por hacerte feliz a ti, igual también tiene que renunciar a él, con lo que también creas infelicidad en el otro en un baile de mascaras y desaciertos que lleva vayas donde vayas a la infelicidad de todos


.

¿Quieres hablar?

Pide una consulta para aprender a dejar de sufrir

el apego emocional Y DEPENDENCIA

¿Qué te permite hacer con tu vida el desapego?

El «desapego» te permite entender que si alguien te trata mal o no hace lo que tú te gustaría que hiciera ya no te perturbarás ni reaccionarás mal nunca más.

Con el desapego entenderás que es el otro el que tiene el problema, es el otro lo ignorante, es el otro el que tiene un trauma no resuelto, es el otro el que necesita que tú hagas una cosa u otro para encontrar él su paz, es el otro el que está pegado, pero tú ya no lo estás, ahora tú eres libre, invencible, feliz, ya nunca nadie te puede hacer daño nunca más.

El «desapego» te hace entender que no puedes ayudar ni interfir en ese otro en su propio proceso de aprendizaje, tú ahora sólo eres un maestro para él, si el otro se perturba delante de ti, gracias a esta pertrubación, gracias a este sufriente, el otro puede aprender el » «desapego» si está preparado.

Como no necesitas nada de nadie ya no te perturbas, ni te frustras, ni odias, ni exiges, no te decepciones , no reaccionas, no culpas, no te haces daño a ti.

Nunca más creerás que la vida es injusta ni que no vale la pena ser vivida, eliminarás de tu interior todo odio, todo reproche y encontrarás la paz dentro de ti.

Cada vez que te sientas agredido, traicionado, o decepcionado, la mejor defensa no es un buen ataque sino no sentirse atacado.

El apego en adultos

Cuando practicas lo despego sientes que los demás no tienen ningún poder sobre ti ni sobre tu felicidad.

El desapego te hace entender que tu paz no depende de cómo se comportan los demás ni los traumas que arrastran ni la ignorancia que tienen.

El desapego te hace entender que tu felicidad no depende de lo que hacen o no hacen los demás sino que sólo depende de tu actitud, de tus creencias que te permiten afrontar una circunstancia ya nunca más desde la necesidad sino desde la autonomía.

Y a la inversa, nunca más te sentirás culpable de nada, nunca más te sentirás responsable de la felicidad de nadie, nunca más te maltratarás con la culpa, la sensación de fracaso y el remordimiento porque has entendido que tú no eres responsable de la felicidad de nadie como nadie es de la tuya y la paz inundará tu vida como nunca antes has oído.

Si practicas el despego dejarás de vivir obsesionado por la imagen que das a los demás.

El «desapego» te permite aceptar tu autenticidad, vuelves a tu origen , ya no debes ponerte ningún disfraz ni careta, te puedes mostrar tal como eres porque no necesitas nada de nadie.

Y no veas la sensación de libertad que tendrás, y esa libertad te permitirá ser auténtica sin necesitar la aprobación de nadie y esa autenticidad te llevará a la felicidad, y curiosamente esa felicidad auténtica es muy atractiva.

Nada es más atractivo que una persona feliz y autentica sin miedo a mostrarse tal y como es.

Nada es más inspirador, más sexy más atractivo, con más carisma que una persona sin miedo.

Vivir en el despego es la mejor manera de poder conservar lo que si es por ti, lo valorarás mientras los tienes, no asfixiarás tus relaciones con necesidades y exigencias absurdas, y eso te permitirá disfrutarlas el máximo tiempo posible y cuando se vayan, si se marchan, agradecerás el tiempo pasado y seguirás tu camino de felicidad, contigo o con otros viajeros libres y felices como tú.
.

el apego en psicoterapia

Vivir en el despego es vivir en la felicidad, vivir en el "apego" es sufrimiento asegurado.

Hasta que no entiendas que la felicidad está dentro de ti si eres capaz de saber cómo extraerla.

Hasta que no comprendas que tienes siempre todo lo que necesitas para ser feliz porque lo que no tienes no lo necesitas.

Hasta que no comprendas que si necesitaras lo que no tienes para ser feliz sólo te llevaría a más sufrimiento.

No has entendido las reglas de la vida, el juego de la vida.

La vida no funciona como tú quieres, funciona mejor, lo que ocurre es que no entiendes todavía su maravilloso funcionamiento.

Lo que necesitas es lo que tienes ahora y aquí, lo que vives ahora y aquí , lo que tienes ahora en tu vida es lo que necesitas para ser feliz y sólo empiezas a sufrir cuando quieres cosas que no tienes ahora.

Sufrirás por desearlo, sufrirás cuando lo tengas por miedo a perder y sufrirás cuando lo pierdas y vivirás siempre en un bucle de sufrimiento sin fin.

Soy infeliz porque no tengo esto, soy infeliz porque lo tengo y tengo miedo a perder, soy infeliz porque lo he perdido, soy infeliz porque no tengo lo que necesito para ser feliz y seguimos…

el apego inseguro

Las personas que son felices son aquellas que están a gusto con lo que tienen en cada momento.

Las personas que son felices les gustaría tener otras cosas o más pero no las necesitan, si las tienen genial y sino también , no se aferran al resultado de sus deseos, viven con lo que tienen porque saben que no necesitan más para ser felices.

Aprender a ser feliz por uno mismo sin necesitar que algo o alguien sea su felicidad es un camino largo y duro, no se hágalo pero es el camino hacia la felicidad real.

Sentirse solo es estar «pegado» a los demás , es necesitar a los demás cerca para ser feliz, estar solo es diferente, estás solo pero eres feliz, no necesitas a los demás para ser feliz.

Cuando aprendes a ser feliz por ti mismo nunca más te sentirás solo , puedes estar solo, si, pero la soledad será tu amiga, con ella te sentirás bien ya gusto porque todo lo que necesitas para ser feliz has aprendido y sabes que está en dentro de ti.

Cuando aprendes a vivir sin apego entiendes al fin que nunca nadie te ha hecho sufrir.

Cuando aprendes a vivir sin apego has aprendido que nadie tiene ningún poder sobre ti.

El despego te permite experimentar que sólo te perturbes a ti mismo, que si no necesitas que alguien haga o no haga algo para ti ser feliz, entiendes por fin que la causa de tu sufrimiento no es lo que hacen los demás sino tus expectativas, tu necesidad de que el otro haga lo que necesitas para ser tú feliz.

Cuando dejas de necesitar que el otro te haga feliz, a la vez también ves que al igual que no necesitas que nadie te haga feliz, nadie te puede hacer infeliz a menos que tú le permitas activando tu apego.

Una vez practicas el «desapego», no sólo aprendes a ser feliz por ti mismo sino que ya nadie te puede hacer daño nunca más porque les quitas el poder que les habías dado tan inconscientemente con el «apego».

Si alguien te trata mal sabes que no tiene nada que ver contigo ni con tu valía, sino con los problemas, carencias e ignorancia del otro.

Has aprendido que los demás no te ven cómo tú eres sino cómo son ellos.

terapia para el apego emocional

Las personas que dependen de lo que tú hagas para poder ser felices no te quieren, sólo te necesitan y esto no es amor.

Amar es dejar al otro ser lo que es.

Amar es potenciar en el otro lo que es en su máxima expresión y sólo se puede hacer desde el desapego.

Comprender que la vida no te da lo que tú quieres sino lo que necesitas para ser feliz.

Comprender que nada es tuyo, que no necesitas nada y que así te conviertas en parte de todo.

Aquí es cuando comienza la transformación.

Cuando no necesitas más que lo que tienes para sentirte en paz y mucho menos necesitas algo externo a ti para sentirte bien, empiezas a sentirte bien contigo mismo.

Empezar a valorar las pequeñas grandes cosas que la vida te regala todos los días ya no al centrarte en lo que no tienes sino en lo que si tienes y se hace la magia

El "desapego" te lleva a la autoaceptación, incluso en un nivel mucho más profundo del que imaginas, aceptar tu sufrimiento sin dolor.

Si eres capaz de "despegarte" de esa sensación de dolor

Si eres capaz incluso en momentos que te sientas vacía y triste de despegarte de esa sensación, de esa idea.

Si eres capaz de contemplarla sin querer cambiarla como una observadora de lo que tú sientes sin querer oír otra cosa.

Vale, me siento triste y vacía y no pasa nada, no quiero cambiar esto tampoco, no necesito sentir otra cosa para encontrar la paz.

Cuando incluso en el sufrimiento puedes estar bien y sin sufrir, has llegado al final de tu camino hacia ti

Cuando vives desde el "apego" cuando estás deprimido sufres, y luchas para superar la depresión, no la aceptas, te dices a ti: ¿cómo puede ser que alguien tan "guay" como yo esté deprimido y triste?

Una vez has aprendido el poder del desapego, puedes sentirte triste y vacío, puedes estar viviendo una depresión pero ahora la comprendes, la aceptas y no necesitas dejar de estar deprimido para ser feliz, dejas que la depresión siga su curso, sabes que todo tiene un inicio y un final y no interfieres en el proceso.

No quieres que la situación sea diferente, no quieres ni necesitas que nada sea diferente a lo que es, ni tú, no los demás, ni la vida, ni las circunstancias que te toque vivir en cada momento.

Una vez practicas el "desapego" en su máxima amplitud, has entendido lo que es la libertad, lo que es la autenticidad, lo que es la aceptación, lo que es el perdón, lo que es el autorespecto, lo que es la paz y los que es la felicidad.

psicoleg a vic maricarme

MariCarme M. Moliné

Soy Psicóloga Clínica, especializada en las conductas en el ámbito de la pareja. Me ha fascinado siempre la psicología porque me ha fascinado la mente humana, y cómo la psicología es la ciencia de la conducta y la conducta siempre se puede mejorar y reaprender, la esperanza de mejorar la vida de las personas es una experiencia apasionante e irrepetible.

¡Gracias por tu confianza, espero haberte ayudado!

Deja un comentario

Concertar Visita
close slider

Cuéntame en qué puedo ayudarte